En el cuarto día del juicio por el asesinato de Fernando Báez Sosa declararon testigos claves que presenciaron la feroz golpiza en las puertas del boliche Le Brique. Una de ellas fue Tatiana Caro, quien contó que escuchó a uno de los rugbiers decir: “quédate tranquilo que me lo voy a llevar como trofeo”.

La joven atribuyó la expresión a uno de los Pertossi, aunque no aclaró si se trata de Ciro, Lucas o Luciano, y sucedió mientras golpeaban a Fernando. Muy conmovida por lo vivido, Tatiana dijo que Báez Sosa estaba “parado” cuando lo atacaron, y que “le pegaron de atrás”.

“Había chicos que decían, lo mataron, lo mataron” y que Fernando “tenía toda la cara golpeada”, rememoró. Tatiana aseguró que iba a ingresar al boliche ya que conocía a personal de seguridad de Le Brique.

La testigo también expresó que hoy en día cuando pasa por Le Brique, y durante los aniversarios del hecho, deja una flor.

Declaraciones a la prensa
«Soy la testigo clave de la noche. Yo vi toda la secuencia pero no quiero dar información sobre la audiencia. Estamos haciendo todo lo posible para que se haga justicia como corresponde», sostuvo Tatiana.

Al ser consultada sobre cómo vivió su declaración, resaltó: «No es fácil encima hacían preguntas que yo reaccionaba como ‘¿de verdad me preguntas esto?’ pero entiendo que las tienen que hacer. Vine con la camiseta puesta».

Durante su relato ante la prensa señaló que no va a dar nombres pero confirmó que reconoció a algunos de los acusados: «Escuché perfectamente cuando uno de ellos dijo ‘quedate tranquilo que a este negro de mie*** me lo llevo de trofeo’. Era pegarle a una bolsa de papa, su cara era una zapatilla. Había uno en particular que estaba totalmente sacado», describió la joven.

Caro comentó que pudo abrazarse con Graciela y Silvino, a quienes les aseguró que la ciudad no volvió a ser la de antes.