Adriana Chávez (concejal electa el pasado domingo) sabe bien que la educación es una herramienta transversal que planta cara a las postergaciones sociales y económicas.

Es oriunda del Barrio España, un vasto y popular sector de Termas de Río Hondo que sufre desde hace años carencias de servicios esenciales.

«Vengo de un barrio muy humilde y he sentido discrimación por no tener un apellido importante», alude describiendo la realidad que subyace tantas veces en la clase política.

Su vida es una carrera de obstáculos. A los que fue superando. De niña lustraba zapatos, fue cuidacoches, cestera (acompañando a su madre). mucama.

Luego estudió y pudo recibirse como licenciada en Turismo. Y no terminó ahí porque está próxima a ser profesora de Tecnología.

El trayecto de su vida se cruzó con una candidatura a concejal en las elecciones de 2018 en la que no pudo ingresar. No claudicó se presentó otra vez y esta vez resultó electa.

PROYECTOS

«Tengo proyectos en cuanto a la educación para acompañar a chicos que vengan de lugares humildes”. Se trataría de un subsidio para «ayudar a alumnos que terminen la secundaria».

Otros proyectos que señala Chávez que impulsará están referidos a la conservación del agua termal, recurso elemental para un destino de turismo salud como Termas de Río Hondo.

«Le estamos dando un uso indebido, con mucho derroche».

«Hay que limitar la cantidad de piletas en los hoteles y reusar el agua.». Hay que ver si el Concejo la acompaña con esos proyectos. Hay muchos hoteles y por ende muchos intereses.

Se comprometió a «acompañar a las organizaciones que trabajan en la parte social» y agregó «tengo mi compromiso de ver crecer al barrio España.