La noticia genera preocupación en Santiago del Estero por la proximidad con Tucumán y por el constante ir y venir de gente entre ambas provincias. Lo cierto es que otro paciente murió (en la tarde de ayer) por un cuadro de neumonía bilateral de origen desconocido en la provincia vecina, según confirmó el Ministerio de Salud tucumano y con la anterior muerte de un médico de 68 años ya son dos las víctimas fatales de una enfermedad desconocida que está siendo estudiada y que mantiene a otras cuatro personas internadas en condición grave.

Este miércoles, Santiago del Estero se vio invadida por la proliferación de mensajes de audio con supuestos agentes de salud de Tucumán alertando que “la gente se muere desangrada” y que “son más los afectados de lo que están diciendo por los medios”. Sin embargo, la cartera sanitaria de aquella provincia sólo admitió la muerte del médico e identificó que el paciente fallecido ayer era un hombre de 45 años de edad con comorbilidades y que estaba internado en el Hospital Eva Perón –no en el sanatorio de la primera víctima- desde el 21 de agosto.

El brote infeccioso se ocasionó en el sanatorio Luz Médica, en la capital provincial. El facultativo muerto tenía 68 años y trabajaba allí. También relevaron que solo uno del total de seis afectados se recupera favorablemente.

Hace aproximadamente ocho días el Ministerio de Salud tucumano comenzó a investigar el misterioso brote. Sin embargo, especialistas admitieron que existe un desconcierto respecto al origen de la cadena de contagios, en función de que las pruebas realizadas no dieron respuestas concluyentes.

Las autoridades sanitarias provinciales esperan los resultados de la autopsia del profesional fallecido y que el Instituto Malbrán de Buenos Aires analice el material que le fue remitido para poder develar cuál fue la causa. Pero ahora el nuevo caso fue identificado como neumonía bilateral al igual que el anterior.

Según se informó, por el momento no podrán ingresar nuevos pacientes a Luz Médica ya que el sanatorio permanece aislado. Mientras que la “buena noticia” es que hasta ahora no hubo nuevos contagios más allá de los seis infectados originales.

Al ser consultada sobre la decisión de aislar el sanatorio, Leda Guzzi, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) respondió que no cuenta con información precisa sobre el
caso, pero que es correcto tomar medidas para evitar la propagación de gérmenes. La especialista agregó que, a su vez, dentro de la institución habría que separar a las personas en distintas unidades de trabajo y reforzar las medidas de cuidado, como el uso de camisolines, barbijos N-95, cofias y guantes.

Desconcierto de los médicos, que no encuentran el origen de la afección en Tucumán

El Instituto ANLIS-Malbrán, donde se analizan los casos registrados en Tucumán, también emitió un comunicado en el que explicó que los casos registrados corresponden a cinco trabajadores de la salud y una paciente de un sanatorio privado que iniciaron síntomas entre el 18 y el 22 de agosto.

Fiebre, tos, falta de aire y neumonía bilateral. Primero detectaron dos casos, llegaron a ser seis y dos murieron. Desde entonces, el sanatorio Luz Médica, ubicado en el centro de Tucumán, activó todos sus protocolos y empezó a buscar la causa de lo que consideran un brote.

Descartaron Covid 19 y otro amplio número de infecciones. Hoy quedan tres internados graves y una quinta persona que se encuentra estable y está aislada en su casa. El ministro de Salud de esa provincia, Luis Medina Ruiz, dijo que los afectados presentan “nexo laboral o cercanía” con el centro de salud.

En conferencia de prensa, Medina Ruiz dio detalles sobre los pacientes comprometidos por esta afección que, hasta el momento, es de origen desconocido.

El cuadro tiene como puntos en común un daño severo en las vías respiratorias que deriva en una neumonía bilateral. “Estamos con esta situación hace más de 10 días. Un médico falleció y hay otros cuatro internados que no pueden respirar por sus propios medios, están con ventilación mecánica y graves”, señaló el ministro.

“Una es una paciente de 70 años, que estaba hospitalizada por un problema en la vesícula y que después empezó con síntomas respiratorios. El resto de los casos severos son de personal del sanatorio, una partera, un enfermero y un auxiliar de salud”, confirmó Medina Ruiz.

Hay una sexta afectada que es médica. Está aislada en su domicilio: “Se encuentra estable y sin requerimiento de oxígeno”.

El ministro tucumano aseguró que aún no tienen claro de qué se trata pero que están investigando todas las posibilidades. “Ya se enviaron muestras al Instituto ANLIS Malbrán para ver si se puede identificar algún virus o bacteria. Por el momento, solo sabemos todo lo que no tienen”, explicó.

“Hicimos análisis en busca de Covid, influenza A y B, hantavirus y un panel para 25 gérmenes, dio todo negativo”, advirtió Medina Ruiz, que también está investigando el agua y los aires acondicionados. “Queremos descartar factores del ambiente o alguna intoxicación, por ejemplo por mercurio”, resaltó.

Como “buena noticia”, destacó que no se están sumando nuevos pacientes. “Los contactos estrechos laborales o familiares de los internados no están presentando síntomas”, precisó.