El fallecimiento de un médico producto de una enfermedad no identificada generó alerta en el sistema sanitario de Tucumán. Además, otros cuatro colegas que se desempeñaban en un sanatorio de esta capital permanecen internados, en estado delicado, con asistencia respiratoria mecánica. Ante este escenario, el Colegio Médico expresó su «preocupación» y su expectativa por el pronto esclarecimiento del diagnóstico del virus o de la bacteria que causó estos cuadros.

Te recomendamos: Enfermedad no identificada en Tucumán: el comunicado del Ministerio de Salud

«Vemos con preocupación la generación de este brote de una enfermedad infecciosa, que aún no ha sido identificada, y que surge de una institución privada, habiendo afectado a seis profesionales que forman parte del la salud», señaló Héctor Sale, presidente de la entidad, entrevistado por el diario local La Gaceta.

El representante del sector privado remarcó la «tristeza» por el hecho de que esta afección «se cobró la vida» de un colega, y la «preocupación» por los otros cuatro que están internados. «Esto habla del comportamiento crítico de esta enfermedad infecciosa, que se está manifestando como una neumonía bilateral», detalló.

Sale indicó que dialogó con las autoridades del Ministerio de Salud Pública de Tucumán para interiorizarse sobre la situación, y que le transmitieron las medidas adoptadas hasta el momento. «Se descartaron distintas causas posibles, como covid-19, gripe, hantavirus», indicó. Y agregó que, a través de diferentes estudios, se desestimaron además otros 17 probables virus y bacterias. «Sé que enviaron las muestras al Instituto Malbrán (Buenos Aires)», añadió.

«Una enfermedad agresiva»
El presidente del Colegio Médico explicó que, si bien todavía no hay certezas respecto de la enfermedad que generó estos contagios, los expertos del sistema sanitario arribaron a una primera conclusión posible. «No se trataría de una enfermedad que provoque una transmisión de persona a persona, por el hecho de que los contactos estrechos de estos pacientes no tienen síntomas», afirmó.

De todos modos, señaló que, evidentemente, se trata de «una enfermedad tórpida agresiva» y que «está afectando al personal de la salud».

«Esto pone sobre la mesa todos los riesgos que implica el ejercicio laboral del personal de la salud, toda la exposición», enfatizó.

Y manifestó su expectativa por que «pronto se pueda esclarecer el diagnóstico etiológico específico de esta enfermedad, que empezó con un brote en una institución de salud, pero lógicamente hay que tener todas las medidas preventivas para evitar que se expanda».

Incluso, puso el foco en que los afectados fueron «profesionales activos, que están trabajando, y tienen entre 48 y 68 años».

«Como Colegio Médico, nos hemos comunicado con el ministro (Luis Medina Ruiz) temprano. Nos solidarizamos para todo lo que haga falta y nos sumamos para todo lo que sea la protección del trabajador de la salud», indicó.

Además, Sale destacó «el rol que tuvieron los médicos y el personal de la salud durante la pandemia». «Es para sacarse el sombrero, por el rol activo, desde la hora 0. Cuando nadie salía a la calle, porque parecía una película de terror, era ponerse el guardapolvos y salir a proteger a los demás, a pesar de lo que implicaba la exposición ante un monstruo desconocido, y el hecho de que vos podías ser la próxima víctima», añadió.

«Es un trabajo de riesgo»: un pedido al Ipsst
Sale, representante de los médicos en ejercicio privado de la profesión, detalló que la entidad ha enviado una nota al titular de Instituto de Previsión y Seguridad Social de Tucumán, Miguel Avellaneda, para solicitar «que se anticipen o adelanten los incrementos previstos para el resto del año», porque «los valores han quedado obsoletos y desfasados».

«Esto que sucede pone en evidencia una contracara. Por un lado, los bajos valores con los que se está trabajando; y por otro, la gran exposición que implica el ejercicio de esta profesión. Esperamos que exista una respuesta de las obras sociales. Es un trabajo de riesgo, doblemente expuesto, por el estrés diario y porque tenemos un pluriempleo: vamos de un sanatorio a otro, de un consultorio a otro, para lograr un sueldo digno», expresó Sale.