En la ciudad de Santiago del Estero se realizan reuniones entre asociaciones de trasplantados con el propósito de dar inicio a un Consejo Asesor Provincial para personas involucradas en trasplantes de órganos en Santiago. Este consejo es un esfuerzo de colaboración entre varias organizaciones no gubernamentales (ONG) de la provincia, con el objetivo principal de abogar por cambios en las leyes relacionadas con los trasplantes.

El consejo pretende ser inclusivo, involucrando no sólo a organizaciones establecidas sino también a personas que no forman parte de ninguna ONG o asociación. Además, da la bienvenida a familiares de pacientes trasplantados y personas en lista de espera, garantizando que todos, independientemente de sus antecedentes, tengan acceso a información y apoyo.

En relación a esta reunión Iris Assefh de ATYVSE (Asociación Trasplante y Vida Santiago del Estero), destacó que esta iniciativa está influenciada por el Consejo Asesor de Pacientes existente en Buenos Aires, al que están afiliadas algunas organizaciones de Santiago. El propósito de establecer dichos consejos asesores en todas las provincias es proporcionar una plataforma para que los pacientes expresen sus inquietudes y aborden los desafíos que enfrentan.

Las principales cuestiones planteadas durante la reunión giran en torno a los obstáculos que enfrentan los pacientes trasplantados. Un desafío importante es la falta de información disponible para los pacientes que desean ser incluidos en una lista de espera de trasplantes. Esta falta de transparencia y orientación puede obstaculizar el acceso de los pacientes a procedimientos que salvan vidas. Otra preocupación apremiante es la negativa de las empresas de transporte a proporcionar los pases necesarios para los controles médicos, lo que constituye una violación del marco legal que debería proteger los derechos de los pacientes trasplantados.

Además, se mencionan los despidos laborales que se producen después de que un paciente haya sido sometido a un trasplante. Esta cuestión subraya la importancia de adherirse a las leyes que salvaguardan los derechos de los pacientes trasplantados, ya que no deben ser despedidos injustamente de sus trabajos.