De acuerdo a la denuncia penal radicada en la Comisaría Comunitaria N°57 de Villa Balnearia por parte de Julio Fernando Sosa de 47 años de edad con domicilio en el camping «Renacer» y propietario del mencionado complejo, en la localidad El Manantial departamento Río Hondo, lugar donde ocurrió el ilícito.

En su relato Sosa indicó que momentos en que se encontraba junto a 2 albañiles quienes realizaban trabajos en el lugar, durante la tarde del martes, arribó un automóvil Chevrolet Prisma color gris con tres ocupantes a quienes mediante seña les indicó que ingresaran estimando que serían clientes.

Los desconocidos ingresaron y descendieron del rodado manifestando su interés en realizar una fiesta en el lugar por lo que Sosa procedió a mostrarles el lugar.

Ya en sector de la cocina, uno de los sujetos extrajo un arma de fuego con la que apuntó contra su integridad mientras le expresaba «quédate tranquilo que aquí no pasa nada de nada…», tras lo cual le asestó un golpe con el arma de fuego, dejándole una herida en el parietal derecho, recibiendo además la orden de que se tirara al piso.

El delincuente con el arma lo seguía amenazando y le decía «canta donde está la plata».

Los sujetos cubrieron con un mantel a Sosa y lo llevaron hacia una habitación, desde donde se apoderaron de una mochila que contenía en su interior la suma de $4.000.000 en efectivo y su celular.

Sosa indicó que además de ser propietario del camping, tiene un local comercial en un paseo de compras en la denominada feria del Dique Frontal y que el dinero estaba destinado a la compra de mercadería para su comercio.

En circunstancias que tenían reducido a Sosa, uno de los delincuentes observó a uno de los albañiles que se encontraba mirando lo que ocurría por lo que procedieron a reducir a los trabajadores de la construcción a quienes ataron sus pies con lo cordones de zapatillas y los dejaron encerrados en la habitación donde también se encontraba Sosa.

Los sujetos también se apoderaron de los celulares de los trabajadores.

Una vez logrado el botín se dieron a la fuga.

Posteriormente las víctimas lograron zafar de las ataduras y salieron de la habitación.

Allí el propietario del camping advirtió que también se habían llevado las cámaras de seguridad que estaban ubicadas en distintos sectores del camping.

Interviene el fiscal Rafael Zanni quienes dispuso la intervención de la sección Robos y Hurtos de la departamental 6 y las pericias correspondientes.

Fuente Panorama