Dos gerentes de ingenios azucareros fueron condenados por la Justicia Federal tras hallarlos culpables de contaminar la cuenca Sali-Dulce, delito que comenzó a ser investigado mientras administraban el ingenio La Trinidad entre 2007 y 2009. Los acusados son Luis Alberto Drube y Santiago Daniel Gasep quienes recibieron 3 años de prisión de ejecución condicional más una multa de $100.000 para cada uno por la contaminación de los cursos de agua.

Se trata del tercer juicio al que fueron sometidos los dos gerentes, que habían sido absueltos en los anteriores, pero volvieron a sentarse en el banquillo ya que los representantes del Ministerio Público Fiscal (MPF) habían recurrido las sentencias, revocadas y anuladas en 2016 y 2019 por la Cámara Federal de Casación Penal.

Tras los testimonios, el fiscal general subrogante Pablo Camuña y la auxiliar fiscal Valentina García Salemi solicitaron la imposición de penas de 4 años y 4 años y 6 meses de prisión para Drube y Gasep, respectivamente, por contaminación con residuos peligrosos en el ambiente en general y de aguas fluviales.

La fiscalía los acusó por haber vertido efluentes industriales sin tratamiento o con tratamiento deficiente en los ríos Medina/Chico y Gastona, integrantes de la cuenca Sali-Dulce, con incidencia en Santiago del Este

ro, según el informe de la página Fiscales.gob. Sin embargo, los miembros del TOF en lo Criminal de Tucumán María Noel Costa (presidenta), Abelardo Basbús y Enrique Bothamley, secretaría de Mariano García Zavalía, coincidieron en condenar a los dos acusados a 3 años de prisión y el pago de una multa Los magistrados decidieron no hacer lugar a los planteos de la defensa de violación de la garantía de plazo razonable y la nulidad del decreto de citación a juicio.