La noticia de último momento se conoció tras una jornada en la que la Casa Rosada aclaró aún no estaba definido que el presidente Alberto Fernández y su vice se reencontraran en el acto en el CCK, pese a que inicialmente voceros de la titular del Senado confirmaron esa posibilidad. Por ello, todo indicaba en la noche del jueves que el mandatario y Cristina Kirchner seguirían sin mostrarse juntos en público.

La última vez que lo hicieron fue en junio pasado, en el acto por los 100 años de YPF, en plena tensión interna del oficialismo, un día antes de que saliera eyectado el albertista Matías Kulfas tras la difusión de un chat que apuntaba a La Cámpora. Desde entonces solo existieron algunos pocos encuentros privados entre ambos tras la crisis generada por la salida intempestiva de Martín Guzmán del Palacio de Hacienda a comienzos de julio último.

A partir de eso, el endeble vínculo entre ambos, por momentos prácticamente roto, fue telefónico o vía Telegram en contadas ocasiones. La última de esas oportunidades fue el martes, luego de que se conociera el fallo del Tribunal Oral Federal (TOF) 2, en el que Cristina Kirchner resultó condenada a 6 años de prisión por administración fraudulenta en perjuicio del Estado e inhabilitación para ocupar cargos públicos de por vida.

Denominado “Voluntad Popular y Democracia: Del partido militar al partido judicial, las amenazas a la Democracia”, el encuentro del que participarán de expresidentes, juristas y dirigentes organizado por el Grupo de Puebla, que reúne a figuras de 12 países, tendrá la apertura a cargo de Fernández. Pero ya no se realizará el próximo lunes, a causa del Covid de Cristina, sino el otro lunes 19 de diciembre.

Antes de la noticia sobre la salud de la vicepresidenta, desde los entornos aludieron a que “todo está en plena organización” o “no hay nada definido” y evitaron definiciones sobre si el mandatario se quedará al resto del encuentro, tras realizar la inauguración, o bien si Kirchner llegará antes, pero ninguna de las dos opciones aparece como probable, según admiten los propios organizadores.

Ahora, la manifestación de apoyo a Cristina Kirchner también se reprogramará para el 19 de diciembre e incluirá a representantes de los distintos sectores del Frente de Todos: intendentes, gobernadores, sindicatos, movimientos sociales y las principales corrientes que componen el espacio político, entre otros. Se prevé que haya más asistencia incluso que la que se vio el último 17 de noviembre en La Plata.

La movilización terminó de tomar forma la noche del martes cuando, luego de la lectura del fallo, Cristina Kirchner cenó con un grupo de intendentes y referentes del Frente de Todos, en Ensenada, aunque la idea ya tenía forma de antemano. En el espacio se reconocía que “algo había que hacer” en referencia a una muestra de apoyo a Kirchner, pero entendían, al igual que les transmitía la vicepresidenta, que el día del fallo no era el indicado.

“Había que separar las cosas para evitar cualquier reacción, porque si algo viene haciendo Cristina es comportándose con máxima responsabilidad institucional”, respondían con vehemencia ante consultas sobre el tema.