La noticia de la muerte del cantante Huguito Flores impactó profundamente no solo en el ambiente artístico, sino también entre sus miles de seguidores, quienes lo consideraban un gran exponente de la música popular de Santiago del Estero.

Desde las 20 horas, en el Centro Recreativo de La Banda se observaba un movimiento inusual de gente que se acercaba para participar de la despedida al querido cantante y a su esposa Karina Enriquez.

Durante esa mañana cargada de emociones, miles de santiagueños desfilaron para darle el último adiós tanto a Huguito como a su compañera de vida.

Horas antes de que los cuerpos fueran sepultados en el cementerio de la Ruta 11, los músicos que solían acompañar las presentaciones de Huguito lo recordaron interpretando sus más grandes éxitos. La multitud se unió a los cánticos y le rindió un emotivo homenaje al estilo guarachero que supo consolidar el cantante.

La partida de Huguito Flores significa una gran pérdida para la música popular de Santiago del Estero y del país. Sus seguidores atesorarán por siempre en sus corazones las melodías que los hacían bailar y disfrutar. Un verdadero emblemático de nuestra cultura se ha ido, pero su legado permanecerá intacto entre quienes aman la guaracha.