Una empleada de Mesa de Entradas de la Fiscalía de Las Termas quedó detenida ayer al mediodía, sospechosa de haber solicitado una supuesta coima de $ 10.000, y esta maniobra amenazan también con golpear a un defensor oficial que habría sido salpicado en el caso.

«Cohecho» es la figura enrostrada por el fiscal Ignacio Guzmán a Maira Maguna, cuyo celular le fue incautado en la víspera, durante un procedimiento en su lugar de trabajo, previa luz verde refrendada por el juez Silvio Sálice.

La historia conlleva un prólogo y protagonista: Juan Manuel Chávez, detenido a mediados de septiembre e imputado por presunta violencia de género («lesiones leves calificadas por el vínculo»).

Detenido por el juez Silvio Sálice, semanas después fue excarcelado por Diego Vittar, con medidas de conducta: por ejemplo, restricciones e impedimento de contacto, no buscar a la víctima bajo ningún concepto, entre las dominantes.

Sin embargo, antes de ser excarcelado, la empleada se habría contactado con el padre de Chávez. Más allá de ignorarse los detalles de aquel encuentro, sí se sabe que tras la charla el hombre la citó para su casa y que luego de ello, formalizó una denuncia por pedido de coima de $ 10.000.

Según la denuncia, Maguna lo habría instado a desembolsar $ 10.000 «para agilizar los trámites de libertad» de su hijo. Pero antes del desenlace, Chávez recuperó la libertad y las supuestas negociaciones pasaron a segundo plano, ya que con Chávez reintegrado a la sociedad, la razón de ser del pedido de dinero se extinguió totalmente.

Aún así, se sabe que Maguna se habría trasladado a casa de los Chávez en busca del dinero. En esa oportunidad, el padre del imputado la habría filmado y ese video representa ahora un buscapié de imprevisibles secuelas, rozaría a un defensor oficial, al parecer incluido en la objetada «transacción».

Procedimiento y espera

Con todo ese voluminoso caudal de pruebas, Guzmán pidió ayer la detención y el juez Sálice se la concedió. Antes del mediodía, Maguna fue detenida en la Fiscalía y alojada en un organismo de seguridad. También, le fue incautado su celular y el del propio defensor oficial, al parecer ligado afectivamente a la imputada. Maguna será indagada hoy o mañana.
Fuente El Liberal