El papa Francisco dio su bendición a gays y transexuales para ser padrinos y testigos de bodas y bautismo. El Sumo Pontífice y la Congregación para la Doctrina de la Fe, a cargo del cardenal argentino Víctor Manuel Fernández, hicieron pública la autorización a que personas queer y homosexuales puedan ser padrinos. Sin embargo, hay una serie de “condiciones” que contempla el nuevo anuncio.

A través de una carta con respuestas canónicas al obispo brasileño de San Amaro, monseñor José Negri, el Vaticano avaló esta nueva medida. Al tiempo que también “admite el bautismo de niños de padres trans u homosexuales”, según reveló el periodista José Manuel Vidal en el medio Religión Digital.
La decisión se dio a conocer luego del Sínodo que durante todo octubre reunió a 364 miembros religiosos y laicos a debatir sobre el futuro de la Iglesia; y en el que las personas homosexuales era uno de los ejes a trabajar. Este encuentro tendrá una segunda parte conclusiva en el próximo mes de octubre 2024, en Roma.

La carta fue firmada por el Papa el pasado 31 de octubre y refrendada por el cardenal Fernández. Esta, recuerda que el propio Francisco defiende que el bautismo “es la puerta que permite a Cristo establecerse en la persona” y que la Iglesia “no es una aduana sino una casa paterna donde hay lugar para todos”.

A la pregunta “¿Puede un transexual ser testigo en una boda?”, el Dicasterio de Doctrina de la Fe respondió: “No hay nada en el derecho canónico universal vigente que prohíba a una persona transexual ser testigo en una boda”.