En una entrevista exclusiva con la agencia de noticias AP desde el Vaticano, el papa Francisco habló sobre la situación actual en la Argentina y se refirió a la crisis económica que afecta al país: “La Argentina en este momento, no hago política, leo los datos, tiene un nivel de inflación impresionante”.

Tras ello el Sumo Pontífice hizo una comparación con la situación económica cuando él vivía acá, durante su infancia, y remarcó: “En el año 55, cuando terminé mi escuela secundaria, el nivel de pobreza era 5%. Hoy está en 52%. ¿Qué pasó? Mala administración, malas políticas”.

Luego recordó una historia que él calificó de teológica cultural y detalló a su entrevistadora, no sin anticipar que sus comentarios podían causar enojos: “No sé si usted sabe esa historia de los ángeles custodios de los países que se fueron a quejar a Dios y le dijeron: ‘Dios padre, fuiste injusto, porque a cada uno de los países le diste una riqueza, ganadería, agricultura, minería, y a los argentinos le diste todo, todo. Tienen todas las riquezas. Y dicen que Dios pensó un poco y dijo: ‘No, pero para equilibrar se las di a los argentinos’”.

Tras ello Francisco siguió: “Que no se enojen, es un chiste, yo soy argentino. Me río pero algo de verdad hay porque no terminamos de llevar adelante nuestra cosas”.

Asimismo hizo hincapié en los motivos por los que todavía no viajó a la Argentina desde que llegó al liderazgo de la Iglesia. “Estuvo programada en el 2017, Chile, la Argentina y Uruguay. Noviembre, ¿qué paso? Michelle Bachelet [entonces presidenta chilena] terminaba [su mandato] y yo quería ir con Michelle; entonces lo pasamos a diciembre, pero ya caer en enero en la Argentina uno no encuentra ni al perro en la calle, enero es como el agosto romano. Entonces hicimos Chile y Perú y no se programó más”.

Al ser consultado si se prevé un viaje ahora, indicó: “No, por el momento no”.