Este martes a las tres de la tarde cuando el santiagueño Emiliano Tade, máximo goleador de Auckland City de Nueva Zelanda, pise la cancha en el Estadio Rey Abudllah de Buraidá hará historia en el Mundial de Clubes de la FIFA. A los 35 años, el delantero enfrentará a Al Ittihad de Marcelo Gallardo, y, además de ratificar su récord de participaciones con su novena presencia en el Mundial de Clubes, también se convertirá en el futbolista con más partidos jugados (12).

El santiagueño igualará la marca del egipcio Hussein El Shahat, quien podría quedar nuevamente en lo más alto si juega con Al Ahly el partido contra el ganador de la primera ronda.

Tade nació el 3 de mazo de 1988 en Santiago del Estero y durante su carrera pasó por Atlético Mitre de su provincia natal, Wellington United, AmaZulu y Mamelodi Sundowns.

Pero la verdad es que, cuando viajó a Oceanía hace 14 años, no iba con la idea de jugar al fútbol a un país adonde los argentinos van a aprender inglés mientras trabajan y se conoce más por la producción de kiwi y por ser la cuna de loas All Blacks. Su intención era cambiar de vida. «Llevé los botines por las dudas», contaba en 2014, «y se medio la oportunidad».

Tade comenzó lavando copas en un restaurante para ir sobreviviendo, hasta que un amigo que vivía en Nueva Zelanda le consiguió dos pruebas en clubes del fútbol amateur.

Le fue bien: el delantero quedó en el Wellington United en el 2009. Un año más tarde, pasó al Team Wllingon donde el fútbol era semiprofesional. Y en 2011 firmó con el Auckland City, el equipo más grande de Nueva Zelanda donde llegó hace 12 años y, tras pasar por el Federal A en Argentina (jugó en Mitre de Santiago del Estero) y el fútbol sudafricano, en 2020 arrancó su tercera etapa en el club.

El delantero convirtió 152 goles en 241 partidos en el Auckland City y es el máximo goleador de la historia del club oceánico, que además extenderá su récord a once participaciones en el Mundial de Clubes.

Su experiencia en el Mundial de Clubes comenzó en 2011 y luego estuvo en las ediciones de 2012, 2013, 2014, 2015, 2016, 2017 y 2022 (se jugó en febrero de este año).

En Marruecos 2014 completó su mejor actuación cuando alcanzó el tercer puesto y en las semifinales llevó a San Lorenzo hasta la prórroga.

La deuda pendiente de Tade es marcar un gol en el Mundial de Clubes ya que en los once partidos que disputó solo pudo aportar dos asistencias.

Este martes, frente al All-Ittihad de Marcelo Gallardo intentará saldar su deuda.