En el Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud de la Nación de la semana 13 (hasta el 2 de abril), se muestra un crecimiento sostenido de los casos de dengue. Con relación a Santiago del Estero, se refleja que desde el 19 de marzo al 2 de abril, se pasaron de 1.148 casos confirmados (según boletín de la semana 12) a 1.709 (boletín de la semana 13); y de 1.957 sospechosos bajo investigación a 2.982. Ello arroja en promedio, un incremento de 50% en dos semanas.

En el boletín de la semana 13, en lo que respecta a la situación de dengue en la Argentina, se señalan varios aspectos, algunos que generan alerta:

«Los casos acumulados registrados hasta el momento en la presente temporada están por encima de los dos años previos y -comparando con las dos epidemias previas- se encuentran un 26% por encima de los registrados para el mismo período en 2020 y 4% por debajo del número de casos para el mismo período del año 2016».

«En cuanto a la dinámica de casos por semana epidemiológica, la curva de casos por semana permiten observar que a partir de la semana 5, este año se observa un mayor número que en los dos años previos y a partir de la SE10 y hasta la SE13 se observa un número de casos mayor incluso al de 2020 (año con mayor número de casos hasta ahora para dichas semanas)».

«Las provincias con mayor incidencia acumulada (más de 100 casos de dengue notificados cada cien mil habitantes) hasta el momento son: Tucumán, Salta, Jujuy, Santa Fe, Santiago del Estero y Caba».

«En cuanto a los casos fallecidos, hasta el 01/04/2023, se registraron en el Sistema Nacional de Vigilancia de Salud, 14 casos con pruebas positivas para dengue: seis de sexo legal femenino y 8 masculino y una mediana de edad de 52 años con un mínimo de 13 y un máximo de 87 años».

Deceso

Ayer, en horas de la tarde-noche, una mujer de 51 años se presentó en la guardia del Hospital Independencia con su hija de 28 años N.B.C. del barrio Juan Felipe Ibarra de la ciudad Capital. Esta mujer manifestó que su hija se encontraba con síntomas compatibles con el dengue: dolor corporal, fiebre y dolor de cabeza; y agregó que por la tarde, la joven había comenzado con problemas respiratorios por lo que en un vehículo particular la trasladó al hospital. El profesional de guardia confirmó que la mujer de 28 años había ingresado ya sin signos vitales.

Según consta en el informe policial, el médico de policía que revisó a la mujer fallecida aconsejó que se realice una autopsia. Interviene el fiscal de turno, Rubén Alfonzo, quien dispuso iniciar una «información sumaria judicial tendientes a establecer causas del deceso», tomar testimonio a la madre de la joven, y trasladar el cuerpo a la Morgue del Hospital Independencia para autopsia.

Las medidas para prevenir que el vector se reproduzca

La medida más importante de prevención del dengue es la eliminación de todos los criaderos de mosquitos, es decir, de todos los recipientes que contienen agua, tanto en el interior de las casas como en sus alrededores.

Muchos de los recipientes donde el mosquito se cría no son de utilidad (latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados). Estos recipientes deben ser eliminados.

Si los recipientes no pueden eliminarse porque se usan de modo frecuente: debe evitarse el acceso del mosquito a su interior (tapando tanques, aljibes y/o cisternas), evitando que acumulen agua, dándolos vuelta (baldes, palanganas, tambores), vaciándolos y cepillando frecuentemente (porta macetas,bebederos), poniendo los mismos al resguardo bajo techo (botellas retornables).

La fumigación no es suficiente para eliminar el mosquito: la aplicación de insecticidas es una medida de control destinada a eliminar a los mosquitos adultos, pero no es útil para eliminar los huevos ni las larvas.

Su implementación debe ser evaluada por las autoridades sanitarias y siempre debe ser acompañada por acciones de control y eliminación de todos los recipientes que acumulan o puedan acumular agua en las casas y espacios públicos.

También es importante para prevenir las picaduras del mosquito:usar siempre repelentes, utilizar ropa clara que cubra los brazos y las piernas, especialmente durante las actividades al aire libre; colocar mosquiteros en puertas y ventanas, y cuando sea posible usar ventiladores o acondicionadores de aire en las habitaciones; proteger cunas y cochecitos de bebés con telas; y utilizar repelentes ambientales como tabletas y espirales.

Las autoridades sanitarias recomiendan a las personas con síntomas compatibles con el dengue, dar aviso y también evitar salir de sus domicilios y colocarse repelente para evitar el riesgo de que un mosquito la pique y luego haga lo mismo con una persona sana y le transmita la enfermedad.