El pasado miércoles 1 de marzo un grupo de legisladores de la Florida presentó una propuesta para que a los agresores sexuales de niños menores de 12 años se les pudiese aplicar pena de muerte.

La medida impulsada por el senador Jonathan Martin, R-Fort Myers, y la representante Jessica Baker, R-Jacksonville, buscará impugnar los fallos anteriores relacionados con la doctrina de la Corte Suprema de Estados Unidos y de la Corte Suprema del Estado, la cual dicta que esta medida sólo será aplicable en el caso de que el culpable haya cometido asesinato.

De acuerdo con el diario Miami Herald, Martin comentó en la presentación del proyecto, que era hora de que la Corte Suprema considerara “la seguridad y el bienestar de nuestros niños pequeños”, pues, de acuerdo con el documento en cuestión, la agresión sexual a un niño es peor que el asesinato.

“El objetivo de este proyecto de ley es desalentar a cualquiera que pueda contemplar algo tan horrible y guiarlo en otra dirección”, comentó de acuerdo al medio citado.

Aun así, para que esto llegue a cumplirse, todos los jurados deberán votar a favor de la sentencia. En caso de que fueran menos de ocho votos, se impondría la cadena perpetua sin derecho a libertad condicional.

Sin embargo, esta no es la única medida que se tendrá en consideración el próximo 7 de marzo. Los representantes también buscarán reducir el umbral del jurado, lo cual significa que una sentencia se puede dar con jurado no unánime o una baja correlación de votos.