El periodista Álvaro Aurane, del programa Los Primeros de Canal 10 de Tucumán, accedió a un documento oficial de Presidencia de la Nación, donde consta el pedido formal de la empresa contratista de la obra a la Dirección Nacional de Vialidad de la «neutralización por tiempo indeterminado» porque hay una serie de cosas que debían hacerse y que sin embargo, no se hicieron.

Según la empresa existe la imposibilidad de acceso a la totalidad de la obra, es decir, que Vialidad Nacional no avanzó en la expropiación de los terrenos por donde se construirá las dos trochas de la autopista Termas de Rio Hondo-Tucumán, y por lo tanto la contratista no puede seguir con la obra prevista en el proyecto que tiene una inversión total de unos 27 mil millones de pesos. Esto de acuerdo a los documentos firmados en febrero de 2022 en la Jefatura de Gabinete de la Nacion.

La contratista señaló que hay empresas privadas que están trabajando en el lugar comprometido para la autopista, por otros contratos y que en principio no tienen plazo para su finalización. En este punto observa en particular la situación que se presenta en la intersección de la Ruta Nacional N°9 y de la Ruta Provincial N°306.

También observó que no se cuenta con la aprobación de proyecto de traslado de servicios públicos, tal es el caso de EDET SA y de Gasnor SA, lo cual representaría importantes variaciones en el proyecto y los costos respecto de las previsiones realizadas en la licitación pública.

Otro aspecto, es la falta de aprobación del proyecto ejecutivo del puente sobre el río Salí y la falta de aprobación del proyecto ejecutivo del puente de intersección con la Ruta Provincial N°306.

Todo ocurre del lado de la autopista desde Las Termas de Río Hondo hacia la provincia de Tucumán, mientras el proyecto entre Termas y la capital de la vecina provincia avanza dentro de los tiempos previstos.

El tramo comprometido

De acuerdo a los documentos firmados en la Jefatura de Gabinete, en febrero de 2022, la autopista que se debe construir comprende el Acceso Sur a Tucumán, la Ruta Nacional N°9 y el tramo Mista-San Miguel de Tucumán de la Ruta Nacional N°38. También incluye la sección que va desde la ex Ruta Nacional N°9 hasta el Empalme con la Ruta Nacional N°38.

En aquel encuentro, se precisó que el monto de inversión previsto para las obras era de $2.103 millones con un plazo de ejecución de dos años.

El primer tramo de los trabajos consiste en la construcción de una autopista con un puente sobre el Río Salí. La obra, que en su momento recibió el aval del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), impactará positivamente en la circulación vehícular, ya que permitirá destrabar los cruces perpendiculares de la Ruta 306, en una zona de fuerte intercambio turístico y comercial entre las provincias.

Fuente Los Primeros