Esta mañana, a poco de reiniciarse la búsqueda de los dos menores que fueron arrastrados por corriente ayer en el Río Dulce, rescatistas lograron hallar sus cuerpos.

Según se informó, alrededor de las 7, personal del GER, Bomberos y prefectura Naval volvieron al agua con las primeras luces del día y a pocos metros de donde ocurrió el incidente, encontraron los cuerpos sin vida del niño de 8 años y el adolescente de 15 que eran intensamente buscados.

En la tarde del domingo dos menores de edad fueron arrastrados por las aguas del río Dulce en la zona conocida como la Barceló, en cercanías del acceso al Termas de Río Hondo Golf Club.

Ocurrió alrededor de las 16, cuando una familia había concurrido al río a pescar en la zona de la avenida Costanera, en cercanías del Nodo 3.

Según fuentes policiales, el grupo estaba compuesto por una persona mayor de edad y seis menores: hijos, hijastros y sobrinos del primero, de apellido Paz, del B° Villa Nueva. Según Paz, en un determinado momento a uno de sus sobrinos de 11 años se le habría caído una ojota. En esa circunstancia, un niño de 8 años, hijastro de Paz, habría intentado rescatarla, pero fue arrastrado por el agua.

Inmediatamente, el hermano del niño, un adolescente de 15 años, ingresó al agua para rescatar al pequeño, pero también fue arrastrado por la corriente.

Paz también habría indicado a la policía que tanto el niño como el adolescente, ninguno sabía nadar.

Tras la intervención de la policía, se solicitó participación del Grupo Especial de Rescate de la policía de la provincia, y la colaboración de Bomberos Voluntarios y Prefectura Naval Argentina.

En la búsqueda también intervinieron pescadores y rescatistas locales, los cuales empezaron su tarea cerca del anochecer cuando se dispuso que se produzca un merme en el caudal de derivación desde el dique El Frontal.