La Justicia investiga un hecho delictivo registrado en el cementerio municipal de Las Termas de Río Hondo, e intentan determinar si se robaron un cadáver o trataron de sustraer un féretro.

La denuncia fue radicada por la encargada de la necrópolis Mauricia Lazarte, quien expresó que, empleados municipales descubrieron una bolsa de consorcio de color negro con un cajón funerario en el interior de la misma.

El mismo se trataba de un féretro para niños, el cual estaba destapado con la tapa al lado, y la chapa de cobertura violentada, y no se encontraba ningún cuerpo en el interior.

También en el lugar se descubrieron unos guantes de látex, lo que llama la atención a los investigadores.

La denuncia fue radicada en la comisaría comunitaria 50ª. El fiscal de turno, Dr. Ignacio Guzmán, ordenó que se realicen las pericias correspondientes y se determine si intentaron sustraer el cajón, o bien se llevaron los restos que había en su interior.

Fuente El Liberal