El temporal de viento y lluvia generó importantes contratiempos en muchos sectores de la ciudad y otros tantos daños materiales producto de la caída de árboles y voladura de techos .

La tormenta ya había sido anunciada por los satélites del Servicio Meteorológico anticipando para una amplia región geográfica , entre la que se encontraba Las Termas, la sería probabilidad de un fenómeno de las características del que finalmente se dio.

Las fuertes ráfagas de viento fueron las causales de importantes daños en viviendas de los barrios Porvenir, Villa Nueva, Toro Yacu, entre otros. En Villa Balnearia hubo reportes de caída de techos de chapa de algunos comercios. También se notificaron caídas de postes.

Según autoridades hasta el momento no se reportaron personas heridas a pesar de los daños causados por las intensas ráfagas.

La zona de los parques Güemes y Pulgarcito fueron de las más afectadas por la caída de los enormes eucaliptos (la conocida Calesita tuvo daños en su estructura).