En el primer programa del ciclo 2023 de Miradas, el licenciado Guido Buabud tuvo una charla con el doctor Orlando Albarracín, una institución en el servicio médico tanto público como privado de Termas.

Estos son los fragmentos mas destacados:

 

Miradas: Usted oriundo de Brea Puñuna?

Orlando Albarracín.: Soy oriundo de Brea Puñuna. Ahí hice mi escuela primaria y cuando yo tuve 12 años, un poquito más, ya empecé a venir a la Escuela de Comercio, ubicada donde actualmente está el Juzgado ahora, y al poquito tiempo ya venía en colectivo o en una moto que tenía mi papá.

Yo empecé el secundario y viniendo desde mi casa en Brea Puñuna y al poco tiempo mi papá ya tuvo la idea de venirse a Termas.

M: Cómo surgió esta iniciativa de estudiar medicina doctor?

O.A.: Yo no tenia en claro que iba a estudiar o que iba a seguir y en esa época no hacia mucho que tiempo que se hizo el Dique. En esa época yo tenia un compañero que venia de Córdoba . Con el terminamos el secundario. El estaba entusiasmado con Medicina y al fin al cabo me fui con él. También tuve de compañero a Franzzini. En esa época también estaban en Córdoba el contador Flores y Paco Lizondo. Alquilé una piecita y empecé con ellos. Afortunadamente en esa época mis padres me podían ayudar.

M: Por algo en particular hizo la especialidad de Cardiología?

O.A.: Nada en particular. Parece que son cosas del destino.

M: Tengo entendido que estuvo trabajando en la maternidad de Córdoba?

O.A.: Se hacían pasantías. Hay una materia que se llama Obstetricia, entonces en esa época te mandaban a la maternidad de ahí. Estuve un tiempo mientras cursé la materia esa después la aprobé y seguí.

M: Fueron tiempos difíciles por la dictadura militar?

O.A.: Nunca me olvido porque también estaba haciendo prácticas ahí en el Hospital Rawson, que está al lado de la Ruta 9, y bueno una mañana temprano, porque entrábamos temprano, se veían los militares que pasaban por la ruta y ahí fue que creo que fue cuando derrocaron a la mujer de Perón.

Me quedé un tiempo trabajando ahí, en un lugar dependiente de la Municipalidad de Córdoba, en lo que era una especie de puesto sanitario a las afueras de la ciudad.

Después como era la ilusión de mis padres que yo volviera, yo también quería volver.

M: Como fue ese regreso a Termas doctor?

O.A.: Yo ya me había casado y creo que tenía una o dos de mis hijas.

M: Cuál fue su primer consultorio?

O.A.: Mi primer consultorio lo tenia cerca de la ruta, 9, donde vivían mis padres. En esa época mi padre tenia un negocio y trabajando en ese negocio fue que me hizo estudiar.

Cuando estábamos en el campo mi padre trabajaba en una seccional de la campaña. Lo conocía todo el mundo. Como era comerciante en esa época él le fiaba cierta cantidad de mercadería y la gente iba abonando de a poco, entonces todo el mundo lo conocía. También tenía un camioncito con que llevaba y traía a la gente que viajaba a la zafra.

Un día que estaba en el consultorio llegaron el doctor Rubén Mera y el doctor Calos Bueno quienes ya estaban en la Clínica Mera. Me dijeron tenemos lugar en la clínica, te venimos a invitar. Y desde ahí que estoy en esa clinica.

Ahora dicen que por razones económica la clinica no va a poder seguir y eso es lo que me cuesta.

M: Doctor, cuantas experiencias y anécdotas con la cantidad de pacientes que ha atentado, aun con sus 74 años.

O.A.: Actualmente estoy dando 20 turnos a la mañana y 15 de la tarde. Lo que cobramos los jubilados de la Provincia no te alcanza para nada.

También trabajé en el Hospital aproximadamente 36 años. En el interior también fui a trabajaren Barrialito, a Villa Río Hondo.

M: Me animo a decir que es uno de los pocos profesionales médicos en la ciudad fue medico domiciliario, lo que no es muy frecuente.

O.A.: Si pero ahora ya con estos años ya no es tan fácil por la edad.

M: Alguna vez lo tentaron para ser político?

O.A.: Mi padre era radical cuando vivía en el campo. Cuando vino a Termas se contactó con en señor de apellido Romero, que era suegro del doctor Mera, y él era peronista y juanista. Pasó el tiempo y mi padre en esa época me afilió al Partido Justicialista.

Luego pasaron algunos años y parece que el doctor Juárez se entera que yo trabajaba aquí y que era médico y me empezó a tentar para para que fuera candidato a algo. Hubo una época que él fue senador y me llamaba por teléfono para tratar de convencerme yo le decía no nací para eso.

Cuando (Juárez) viene de vuelta ya estando aquí en Santiago, como gobernador, había que elegir al intendente de Termas.

Se pusieron en contacto con mi papá le dijeron queremos que su hijo sea intendente y yo no quise aceptar.

Entonces el doctor Juárez le dice a Mera y a Botta que me debían llevar cueste lo que cueste.

Yo les dije, por el respeto y por la amistad que tengo con ustedes, no les puedo decir que no, pero vayan sabiendo que yo no voy a aceptar porque yo estoy en mi profesión, me siento bien.

Me llevan a Santiago a entrevistarme con Juárez. En un habitación estaba su señora (Nina Juárez) recibiendo mujeres y en otro lado, él charlando con los varones.

Cuando pasé empezó a hablarme, porque su dialéctica tenia. Yo le contesté: Mire doctor Juárez no quiero que lo tome mal, no es porque yo esté con otra agrupación ni nada por el estilo, sino yo me dedico a mi vida profesional que es la medicina.

Bueno, me dice. Esto se puede considerar una tradición al partido.

Entonces le digo: vaya a Las Termas pregunte, qué hago yo por la población y ahí cuéntenme si traiciono el partido: Nunca mas me molestaron. No me interesó la política aunque podría haber sido intendente o senador.

M: Ud. tiene pacientes que actualmente son nietos de otros pacientes suyos. Porque cree que la gente acude y confía en Ud.?

O.A.: Uno los trata con amabilidad y con el mejor de los tratos y siempre con respeto.

M:  Tiene alguna anécdota en particular de algún paciente que lo haya marcado en estos tantos años de carrera como médico?

O.A.: Unas cuantas. Por ejemplo, el derivar a tiempo un paciente que está con un preinfarto, que ya lo habían visto otros colegas y que no tenían ese diagnóstico.

M: Me dijeron que es muy bueno jugando al fútbol.

O.A.: Uno hace lo que puede. Lo importante es reunirse con un grupo, con sus amigos.

M: Que mensaje le deja a la comunidad de Termas?

O.A.:  Que tratemos de cuidarnos. Como médico tengo que recomendar la actividad física, la alimentación y los controles. No dejen pasar síntomas. Las consultas a tiempo son importantes.

M:  Va a seguir trabajando?

O.A.: Como siempre. Hasta el último día.