Con la sorpresiva hipótesis de una segunda arma, la Fiscalía de Las Termas habría requerido prisión preventiva para Miguel Rodolfo «Tila» Valor, «Mauro «Pelao» Valor y Diego Ángel Rearte (cuñado), a quienes atribuyen diferentes roles en el homicidio de Julio Calixto Jiménez, herido el jueves 25 y muerto el 29 de mayo pasado.

La audiencia se realizaría mañana en Las Termas, vía webex, de acuerdo con la notificación a todos los abogados: Washington Inca Cardozo, por «Tila»; Luis Barraza, por «Pelao» y Carlos Ríos López, como querellante de la familia Jiménez.

Hasta ahora, los 7 testigos revelaron que «Tila» arribó a la casa de Jiménez; lo abordó y disparó quizá 6 tiros de los cuales 4 dieron en el blanco. Luego, ascendió a su automóvil, en cuyo interior habrían individualizado a «Pelao» y a Rearte, trascendió de la causa.

El móvil representa aún todo un misterio, potenciado porque «Tila» permanece en absoluto silencio, alojado en el Centro Único de Detenidos, y en las últimas horas deslizó a su grupo familiar que deseaba ampliar la indagatoria y hacerse cargo de todas las consecuencias de su balacera.

Una noticia impactante

Sin embargo, trascendió en la víspera que de las pericias en la escena del crimen surgió un segundo plomo, lo cual deja entrever el uso de dos armas de fuego.

Ello conllevaba anoche dos posibilidades diametralmente opuestas. Una de ellas, que Rearte y «Pelao» respaldaron a «Tila» con otra arma de fuego, o bien del lado de Jiménez hubo respuestas o un intercambio recíproco.

La «noticia» generaba reuniones y un replanteo de estrategias, aún cuando el fiscal Emanuel Sabater tiene potestad sobre la acusación. Puesto en perspectiva, el funcionario se apresta a reformular la acusación: «Pelao» y Rearte «sudan la gota gorda».

El otro pelotón espera

En forma simultánea, la Fiscalía debe resolver sobre los otros detenidos, que surgieron como producto de las secuelas emanadas de las redadas mientras era buscado «Tila». Ellos son Martina Antonela Valor, 30 años; Sofía Rocío Sosa, de 19 años; Daniel Alfredo Suárez, 34 años; Lucas Santiago Paz, 24 años; Ricardo Suárez, 42 años; Rafael Martín, 29 años; Rita Eusebia Valor, 25 años y Marta Liliana Valor, de 39 años.

Las defensas de las mujeres intentarán hoy apurar un desenlace. Como plan «A» se jugarán por las excarcelaciones, o plan «B», domiciliarias al por mayor por tratarse de detenidas madres de menores de edad.

Además de Sabater, hay otros fiscales que instruyen al menos cuatro incidentes que tuvieron como protagonistas a familiares de los dos sectores en pugna.

Desde el 29 de mayo, la policía mantiene especial vigilancia en el Bº Los Fierros, ya que en la casa de los Valor permanecen juntas dos familias, temerosas de presuntos encapuchados que habrían atentado en dos ocasiones, siempre de madrugada.

Botones antipánico

La Justicia entregó botones antipánico a las dos familias, es decir a los Valor y a los Jiménez. No es todo, el abogado de los Jiménez, Carlos Ríos López, requirió protección y se apresta a presentar un recurso de hábeas corpus, en reclamo de seguridad para los niños Valor.

Todos los recursos tuvieron acompañamiento del juez de Control y Garantías, Silvio Sálice, en neta protección a las dos familias y en un intento de pacificarlas. A la vez, los fiscales distribuyen a los policías en los barrios considerados problemáticos por la coyuntura que enfrenta a los Valor y a los Jiménez.

Fuente El Liberal