Un delincuente quiso entrar a robar una casa, quedó atrapado entre las rejas y murió. El insólito hecho sucedió el fin de semana en una vivienda ubicada en Machado de Asís y Liniers, en la localidad de Llavallol, Lomas de Zamora.

Los propios vecinos relataron que el ladrón quiso entrar a robar por una pequeña ventana de la casa y que quedó atascado a la altura del tórax. A pesar de que se dio aviso a la Policía y a los Bomberos, cuando los efectivos llegaron constataron que el sujeto había muerto ya que las rejas le habían comprimido el pecho.

“Evidentemente, al quedar trabado las rejas le comprimieron el pecho y se ahogó”, explicó el vecino. Dicha ventana se encontraba a varios metros del piso por lo que se le imposibilitaba poder mantenerse sin afectar la zona respiratoria. Por este motivo, la muerte del delincuente sucedió en pocos minutos, informó NA.

A pesar de que el hecho generó conmoción, todo el caso estuvo envuelto en más escándalo luego de que familiares del ladrón fallecido hayan amenazado a la dueña de la casa. “La amenazaron y le dijeron que le iban a prender fuego la casa. Entonces la mujer sacó todo lo que pudo y se fue”, sumó el vecino.