Argentina se encuentra frente al peor brote de dengue de su historia. Con casos diarios, el Ministerio de Salud de la Nación aseguró que el 58% de ellos “presentó alguna manifestación gastrointestinal (diarrea, vómitos, náuseas o dolor abdominal) asociados a los síntomas clásicos de la enfermedad”.

Debido al reporte de fallecidos en distintos grupos de edad, instaron a los equipos de salud a “intensificar la sospecha clínica, la identificación de signos de alarma y el seguimiento adecuado de los casos para minimizar la ocurrencia de formas graves de la enfermedad”.

En diálogo con Infobae, el infectólogo Lautaro De Vedia aseguró que se están viendo con mayor frecuencia “síntomas grastrointestinales”, aunque remarcó que lo habitual sigue siendo la fiebre, las mialgias, el dolor muscular, la cefalea retroorbitaria y el decaimiento general.

“En una época de brote epidémico como el actual siempre debe sospecharse de dengue ante la presencia de alguno de los síntomas”, destacó el experto del Hospital Muñiz y ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI).

Igualmente se recomienda, ante la aparición de los siguientes indicios, recurrir rápidamente a un centro médico:
– Dolor abdominal o vómito persistente;
– Puntitos o manchas color rojo en la piel;
– Sangrado de nariz o encías;
– Vómitos con sangre;
– Presencia de sangre en las heces;
– Somnolencia o irritabilidad;
– Piel pálida, fría o sudada,
– Dificultad para respirar.