Al menos tres allanamientos se concretaron ayer en distintos inmuebles de la ciudad capital, en torno de una causa que investiga a un grupo de personas, que ofrecían el título de una licenciatura, pero se descubrió que no contaban con la homologación correspondiente.

Al menos tres personas fueron detenidas y no descartan más procedimientos.

De acuerdo con lo manifestado por fuentes policiales y judiciales, la fiscal Belkis Alderete encabezó la investigación en el marco de la causa caratulada como “delito a establecer en perjuicio de alumnos de carreras terciarias”.

Con la información reunida, los uniformados identificaron a la encargada de captar a los estudiantes, quienes bajo la promesa de obtener títulos en las carreras de Profesorado en Educación Superior y de Licenciatura en Educación, además solicitaban que se abonara la inscripción y cuotas mensuales.

Ayer, los funcionarios policiales efectuaron tres allanamientos: el primero en un departamento ubicado en calle Libertad, el segundo en calle Ing. Santo Domingo del barrio Ejército Argentino y el restante en calle Sáenz Peña, donde procedieron a la detención de tres personas vinculadas a la maniobra.

Se trataría de una mujer y dos hombres, mayores de edad, quienes están acusados de integrar una asociación que aducía tener convenios con universidades y casas de estudios terciarios, ofreciendo sus carreras. Durante el registro de los domicilios, se incautó documentación relacionada a la causa, entre ellos libro de actas, anotaciones contables, recibos, certificados y constancias de estudio, legajos y tesis de varios cursantes de las distintas carreras que ofrecía esta agrupación, teléfonos celulares, computadoras, y sellos.

Denuncias

Según trascendió, el cursado de las carreras se habría programado a comienzo del ciclo lectivo 2018, concluido el tiempo egresarían con título de Licenciado en Educación, con trabajo final incluido; grande fue la sorpresa de los estudiantes cuando las autoridades de la Junta de Calificaciones informaron que no tiene validez, ya que no es homologada por ninguna Universidad interviniente. En consecuencia, fueron varios los damnificados denunciantes y ello devino en la investigación fiscal que se coronó ayer con los allanamientos y las detenciones de los supuestos ideólogos.

Fuente El Liberal