Tal como emitió el organismo nacional en su sitio web, los santiagueños deberán aguardar un poco para la tan ansiada lluvia ya que está previsto que domingo y lunes, las temperaturas asciendan a 38°. Sin embargo, la tormenta llegaría recién el martes.

Ese día, el termómetro marcará 32° y se esperan precipitaciones para horas de la madrugada y también para la tarde noche. Pese a ello, el alivio no durará demasiado ya que el miércoles volverá el calor que durará hasta el fin de semana.