Un reconocido experto en derecho de los animales, integrante del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, doctor Ricardo Bomparola, realizó un llamado a la reforma integral de las leyes argentinas sobre crueldad animal para abordar los crecientes casos de abuso y brindar protección adecuada a los seres sintientes. Los cambios propuestos tienen como objetivo diferenciar las penas según la gravedad del delito, penalizar el disfrute de la crueldad, regular la negligencia y reconocer la culpabilidad de las personas que dañan a los animales.

Los dichos del abogado tuvieron lugar en nuestra provincia en el marco de una charla en la que abordó esta problemática.

La actual ley de crueldad animal en Argentina data de 1954 y no ha sufrido actualizaciones o modificaciones significativas desde entonces. Esto lo hace ineficaz para abordar los problemas contemporáneos relacionados con el maltrato animal.

Considerando que es muy notorio un aumento de este tipo de casos entre la población sugirió que la severidad de las penas por crueldad animal debería ajustarse según la naturaleza del delito proponiendo que el daño intencional o la crueldad deberían castigarse con mayor severidad que los casos de negligencia o imprudencia.

En otro punto importante el letrado habló de «Criminalizar el disfrute de la crueldad» y destacó la necesidad de penalizar a las personas que obtienen placer al causar daño a los animales. Estos casos se consideran particularmente atroces y deberían recibir castigos más severos.

Planteada la discusión, Bomparola introduce el concepto de ‘culpabilidad’ y sugiere que la ley debería abarcar situaciones en las que los individuos actúan de manera imprudente, negligente o sin el cuidado adecuado hacia los animales.