El intenso calor y la elevada humedad originan la proliferación de todo tipo de insectos en los domicilios, por lo que desde los organismos competentes recomendaron a los vecinos adoptar todas las medidas necesarias para evitar correr riesgo de picaduras que puedan afectar la salud.

Las recomendaciones desde los diferentes organismos apuntan a mantener libre de escombros y pastizales patios y habitaciones de los domicilios, ya que es allí donde los insectos se instalan huyendo de las elevadas temperaturas.

Por lo general, los insectos buscan los lugares frescos, generalmente debajo de los escombros o en medio de pastizales, que es donde se acumula algo de humedad.

Control

En este sentido, autoridades de sanidad indicaron que la mejor forma de controlar la presencia y proliferación de los escorpiones es la limpieza, para así eliminar las cucarachas.

«También es bueno aplicar venenos residuales para cucarachas. No hay venenos residuales para escorpiones. Sólo sirven si son aplicados encima de ellos, por lo que se hace imprescindibles eliminar su alimento. Hay que destacar también que ante la falta de comida, recurren al canibalismo, o sea se comen entre ellos. De ahí la importancia de eliminar todo insecto que les sirva de alimentación, pero en especial las cucarachas», recomendaron desde el Instituto de Animales Venenosos.

El cuadro se agrava en personas alérgicas

Las reacciones a las picaduras pueden tornarse especialmente graves en caso de que las personas tengan algún tipo de alergia, y si se trata de alacranes, depende del tipo de que se trate, ya que existen especies que son muy venenosas y pueden ocasionar la muerte.

El calor y la humedad aumentan notablemente la incidencia de picaduras de insectos en la población en general, pero sobre todo en los niños, quienes al pasar más tiempo al aire libre suelen estar más expuestos.

En general, estas picaduras suelen ser una simple molestia, sin provocar problemas graves de salud.

En otros casos pueden causar infecciones o reacciones alérgicas que pueden ser graves o incluso mortales si no se recibe un tratamiento médico específico urgente.

Signos y síntomas de la picadura de un alacrán

Los signos y síntomas en el lugar de la picadura de un escorpión pueden incluir dolor, que puede ser intenso; entumecimiento y hormigueo; ligera hinchazón y sensación de calor.

Los signos y síntomas relacionados con los efectos generalizados (sistémicos) del veneno generalmente ocurren en niños que han recibido una picadura y pueden incluir:

* Dificultad para respirar.

* Espasmos o sacudidas musculares.

* Movimientos inusuales de la cabeza, el cuello y los ojos.

* Sudoración.

* Náuseas y vómitos.

* Presión arterial alta (hipertensión).

* Frecuencia cardíaca acelerada (taquicardia).

* Agitación o excitabilidad, o llanto inconsolable en los niños.