El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, avanzó este martes en tiempo récord con la aprobación y jura de la reforma parcial de la Carta Magna de Jujuy lo que provocó un fuerte reclamo en las calles de San Salvador y encendió protestas en rutas y calles de todo el territorio provincial. Desde las 11, cuando se enteraron de que puertas adentro ya se había aprobado el cambio en la Carta Magna, manifestantes tiraron las vallas perimetrales de la Legislatura provincial y comenzaron a arrojar piedras contra la policía. Hubo algunos activistas que lograron ingresar al edificio y prendieron fuego una oficina, donde se apilaban cientos de expedientes. Hubo autos destrozados y el enfrentamiento no tiene visos de aflojar.

El gobernador, que este año aspira a estar en una boleta presidencial de Juntos por el Cambio, miembros del Poder Judicial y 39 de los 48 convencionales constituyentes lograron salir a tiempo de la Legislatura antes de que los manifestantes tomen por asalto uno de los anexos, según comentó a LA NACION un convencional del PJ que participó de la sesión de esta mañana.

La policía intentó neutralizar la protesta con balas de goma y gases lacrimógenos. Los militantes respondieron con piedras y proyectiles de metal. La disputa cuerpo a cuerpo entre los manifestantes se extendió durante varias horas desde la Legislatura hasta el Parque Xibi Xibi, que cuenta con un río casi seco que atraviesa el centro de la ciudad. De allí los manifestantes tomaban las piedras para atacar a los efectivos de seguridad. Hay manifestantes heridos, según se constató en videos publicados en las redes sociales. Pablo Jure, director del SAME Jujuy, dijo a TN que uno de los manifestantes tiene traumatismo de cráneo y su estado es de gravedad. Hubo 70 heridos y 58 heridos, según pudo reconstruir LA NACION.

“Hago responsable al presidente @alferdez y a la vicepresidenta @CFKArgentina de la extrema violencia que se está viviendo en la provincia de Jujuy. Los violentos no nos van a torcer el brazo”, dijo Morales a través de las redes sociales. De esta manera, el jefe de la UCR responsabilizó al kirchnerismo por la escalada de violencia en la provincia que gobierna desde hace ocho años. El presidente Alberto Fernández respondió casi de inmediato: “Usted es el único responsable de haber llevado a nuestra querida provincia de Jujuy a esta situación límite tratando de imponer una reforma constitucional que no respeta la Constitución Nacional”. También Cristina Kirchner apuntó contra el mandatario radical. “Hágase cargo”, le dedicó la vicepresidenta, lejos de atenuar el conflicto.