Un joven terminó tras las rejas, acusado de haber robado una bicicleta a una mujer. Apenas había recuperado la libertad cuatro días antes, tras haber estado dos semanas preso por dos hurtos, entre ellos el de una moto. La fiscal había solicitado la prisión preventiva para el delincuente, pero el juez le había otorgado la libertad.

De acuerdo con lo manifestado por fuentes policiales y judiciales, el martes alrededor de las 21, una vecina de 49 años de apellido Leal, domiciliada en el barrio Centro de Las Termas, se dirigió a una farmacia para comprar un medicamento y dejó estacionada su bicicleta Andes de color verde flúor en la vereda, sin medidas de seguridad.

Cuando quiso retirarse, Leal descubrió que desconocidos le habían sustraído el rodado, por lo que de inmediato se dirigió a la Comisaría 50 para radicar la denuncia.

En el caso tomó intervención la fiscal Analía Nóblega Rayó, la cual interiorizada de los pormenores dispuso que se realicen las averiguaciones de rigor y que se solicite la colaboración de la Brigada de Robos y Hurtos.

Del análisis de las cámaras de seguridad, los investigadores identificaron al autor como Pablo Santiago Jiménez de 24 años, domiciliado en el barrio 25 de Mayo de Las Termas, quien había recuperado la libertad el pasado viernes.

En esa ocasión, la fiscal Nóblega Rayó había solicitado en audiencia la prisión preventiva para Jiménez, al cual se le endilgaban los robos de una motocicleta y de una bicicleta cometidos a finales de octubre.

Sin embargo, el juez de Control y Garantías entendió que no había impedimentos para concederle la excarcelación, por lo que el acusado recuperó la libertad.

Identificado el ladrón este martes a la noche, la Policía inició su búsqueda. Jiménez fue apresado ayer a la madrugada, después de que un sereno se trasladaba en su moto y observó la presencia del acusado en la vía pública, y como sabía que le había robado la bicicleta a la vecina Leal el martes en la noche, lo interceptó y lo redujo, para entregarlo a la Policía.

El ladrón deslizó que había ocultado la bicicleta Andes debajo de un puente del barrio Agua Santa, pero cuando se dirigieron al lugar, el rodado ya no estaba.

Jiménez quedó aprehendido a disposición de la fiscal Nóblega Rayó, y acumularía las múltiples causas en su contra y buscará enviarlo a juicio.

Fuente El Liberal