Los delincuentes no perdonan ni a la educación, en Las Termas. Le tocó el turno a la Escuela Cabo ll Ramón Ordóñez N° 607 de Villa Balnearia.

Los maleantes se apoderaron de caños, inutilizando equipos del aire acondicionado, en el establecimiento al que concurren casi 1.000 alumnos.

El mes pasado, ya les sustrajeron el automático del motor de un aire. Con antelación, les habían robado una garrafa.

De la investigación surgió qué habría dos sujetos captados en cámaras de seguridad y ahora los investigadores los buscan, optimistas en evitar que negocien los caños y provoquen un mayor perjuicio a la escuela.

Los daños están valuados en más de $ 100.000, cifra estimada para poner en funcionamiento los equipos.

Fuente El Liberal