Con esfuerzo y con una trayectoria consolidada de 13 años de participación en los corsos termeños, Samba Majar transita los últimos días de ensayo previos a la presentación del fin de semana.

“Este año Samba Majar y batería Los Topisimos vamos a estar presentes con un gran sacrificio”, indica Claudia Diaz, impulsora de la comparsa del barrio Soberanía desde sus mismos orígenes.

Este año presentarán un cuerpo de 100 integrantes quienes representarán la alegoria “Entre Cadenas”, que buscará representar la cultura africana que dejaron los esclavos provenientes de ese continente que llegaron a América.

Sobre la particularidad de la temática, Rocío Díaz fue más allá y explicó que se trata sobre “el legado de los africanos. Cada cuerpo de baile va a tener una representación diferente. Esperamos que se entienda”, dijo.

«Ha estado complicada la convocatoria. Después de la pandemia se vio falta de ganas como que cuesta traer a los chicos a bailar».

Valoró el aporte de Estado para asumir los costos puesto que “la gente poco colabora salvo los padres”.

Estarán acompañados por la banda “La 14”.