El presidente de la Cámara Argentina de Empresas de Salud (Caes) y de la Asociación de Clínicas y Sanatorios locales (Aclise) CPN Aldo Yunes alertó por la «situación crítica» en que se encuentran estos centros de salud por la falta de insumos, razón por la cual a partir de la semana próxima «se van a empezar a suspender prestaciones».

Yunes se hizo eco de una carta abierta publicada por la Confederación Argentina de Centros, Sanatorios y Hospitales (Confeclisa) en la cual denunciaron esta situación, «donde la falta de material descartable, drogas necesarias para la anestesia y material quirúrgico está afectando de manera significativa la calidad de la atención que podemos brindar a nuestros pacientes. La mayoría de estos productos son importados, y la constante inestabilidad económica, junto con un aumento incontrolable del valor del dólar, nos está llevando a una situación insostenible».

El presidente de Caes, indicó que es inminente la suspensión de prestaciones a raíz de esta coyuntura. Agregó que esa interrupción abarcará «básicamente todas las prestaciones quirúrgicas por falta de anestésicos».

También detalló que alcanzará a las intervenciones quirúrgicas «traumatológicas por carencia de prótesis y procedimientos de alta complejidad (Hemodinamia por ejemplo, cuyos insumos son todos productos importados)».

Añadió que esta medida comenzará a aplicarse «desde la semana próxima» en todos los sanatorios y clínicas.

Asimismo, puntualizó que «varios gerentes de sanatorios nos comunicaron su preocupación porque después del lunes 23, hay proveedores de medicamentos y descartables de Buenos Aires que anuncian subas del 500 %. Así, es imposible seguir», subrayó.

«Incapacidad de garantizar la actividad quirúrgica»

La Confeclisa en su advertencia, apuntó que «nuestra principal preocupación radica en la incapacidad de garantizar la actividad quirúrgica de manera efectiva. La cirugía es una parte integral de la atención médica que ofrecemos y la falta de insumos esenciales, pone en riesgo la salud y el bienestar de nuestros pacientes. Estamos comprometidos con la excelencia en la atención médica, pero sin acceso a estos suministros básicos, nuestra capacidad de cumplir con este compromiso se ve gravemente amenazada».

Puntualizaron que «hacemos un llamado urgente a las autoridades competentes y a la sociedad en general para que tomen conciencia de esta situación crítica que enfrentamos. La salud y la vida de nuestros pacientes están en juego».

Añadieron: «Instamos a todos los sectores involucrados a trabajar juntos para encontrar soluciones que permitan garantizar el suministro constante y asequible de insumos médicos esenciales».