Un nene estuvo muy cerca de morir en la localidad bonaerense de Haedo tras protagonizar un dramático momento: le soltó la mano a su papá mientras caminaban, corrió hasta el medio de la calle y en cuestión de segundos fue atropellado por un colectivo. Pese a que el impacto fue violento, el menor resultó ileso.

El escalofriante episodio ocurrió en la avenida Rivadavia, casi en el cruce con la calle Constitución, donde al interno 3148 de la línea 153 de repente se le cruzó el nene. Si bien el vehículo no circulaba a gran velocidad, no llegó a frenar y se lo llevó puesto. De acuerdo con lo que se observa en el video del hecho, registrado por la cámara de seguridad de un comercio, el chico salió de una galería con su padre y de un momento a otro cambió de dirección hacia el medio de la calle.

El hombre apenas pudo perseguir a su hijo pero no fue suficiente. Sin embargo, fue una desgracia con suerte y el menor apenas sufrió algunos raspones. En las imágenes también se ve cómo después del accidente, una mujer -visiblemente enojada- fue del lado del conductor y lo increpó. Le golpeó el vidrio del colectivo para recriminarle lo que había hecho. Detrás suyo, otro hombre también encaró al chofer. Lo que ambos no habían observado es que el accidente se había producido a partir de la repentina acción del menor.

Carolina, una de las comerciantes de la zona y cuyo local tenía la cámara que captó el hecho, habló con Canal Trece sobre el episodio. “Quedé traumada todo el día. Cada vez que veo el video me da mucha angustia. Nadie como padre, madre o hasta conduciendo quiere pasar por algo así. Sabemos que es un drama si hay una persona en riesgo, pero como fue un nene nos conmovimos un montón”, expresó.

“Estaba trabajando y empecé a escuchar gritos dramáticos, ahí fue cuando me asomo y veo al nene con el padre reincorporándose del piso. Ahí no sabía bien qué pasó, sé que el nene abrió los ojitos y estaba en shock. Cuando empecé a entender bien de lo que estaba sucediendo llamé al SAME, casi llorando y de fondo veía a la gente golpeando el colectivo”, añadió la mujer.

Ya con la certeza de que no hubo víctimas ni heridos de gravedad, Carolina compartió la filmación. “Entregué el material a la policía y al chófer para que se ordene un poco más la situación”, dijo. Por último, recordó que fue el niño el que se soltó de la mano de su padre y habló sobre la cara del colectivero. “Envejeció diez años en cinco minutos”, cerró.

Tras el incidente, medios locales informaron que el niño al parecer padece de autismo. “Salían de un consultorio de la galería de enfrente y se ve en el video como el nene mira para este lado, yo tengo la juguetería al lado, se ve que miró y se disparó para la calle, en un acto de espontaneidad. El papá lo tenía de la mano, lo llega a correr y los choca a los dos juntos el colectivo”, dijo la mujer al medio Viví el Oeste.