Una profesora de un colegio de Necochea fue atacada por la madre y el hermano de una alumna que reprobó un examen en una tercera instancia. Ante la brutal golpiza, los docentes del distrito realizaron un paro acompañado de una manifestación para pedir el fin de la violencia en las escuelas.

La maestra, de la materia Política de quinto año del secundario de la escuela N°17, reprobó a una de sus alumnas que no se había presentado en diciembre, en febrero y ahora tenía la última chance de aprobar en marzo para no repetir de año.

Enterados del resultado de la prueba, los familiares, que ya estaban dentro de la escuela, se acercaron a la docente para increparla. Le tiraron una botella por la cabeza, la empujaron tirándola al piso y luego la patearon cuando la víctima ya estaba en el suelo.

«Estoy conmovida por todo lo que pasó. Por el ataque y también por todas las muestras de cariño y afecto que me llegaron. Hay que parar con tanta violencia», dijo la docente, que prefirió ocultar su nombre por temor.

«Los familiares que me golpearon me decían que cómo no va a pasar a sexto si ya tiene la campera de egresada comprada. Ese era el argumento», expresó la docente, quien agregó: «Lo que tienen que entender es que mi responsabilidad es que aprenda, no que apruebe, sino que aprenda».

En ese sentido, la profesora contó que era la tercera instancia en que la estudiante tenía la chance de aprobar la materia. “No se había presentado en otras oportunidades. En el escrito le va mal. Todo el tiempo la familia estuvo presente durante el examen. Me miraban intimidantes mientras daba clases. Cuando la chica no avanzaba en la prueba, pasamos a una mesa de examen oral, pero no respondía”, todo en presencia del vicedirector del colegio, que también participó de la evaluación.

La mujer dijo que el mismo vicedirector dio fe que se le dieron todas las oportunidades, pero que no estaba para ser aprobada.

Después de ese momento, llegó el ataque. “Cuando se notifica a la alumna, me empieza a decir que por favor no le haga eso, que la aprobara. Yo le vuelvo a explicar los motivos y me voy, pero ahí aparece un menor que me pregunta si su hermana accedió a sexto año y cuando le digo que no y me quiero retirar, se pone frente a mí y me arroja una botella llena de agua en la frente”, relató.

La docente se esconde en una de las aulas pero el joven y la madre de la alumna forcejean y logran entrar: «Ahí me tiran al piso porque me empujaron. Me puse el brazo en la cara. Me pegan patadas”, señaló.

Contó que fueron sus ex alumnos los que lograron rescatarla: “Llegaron mis ex alumnos a asistirme. Yo estaba tirada en el suelo. Fue una situación totalmente indignante. Ellos lograron frenar el taque. Ahí buscan a las autoridades. La dirección estaba en el mismo piso”, dijo.

La docente denunció además que una de las autoridades de la institución la responsabilizó por el ataque. “Me dijo ‘¿por qué no te fuiste?’ Y to le dije ‘porque me agarraron cuando estaba por irme’”, contó.

El ataque ocurrió el miércoles, pero el jueves las clases se desarrollaron con normalidad. Ante esa situación. en Necochea finalmente se suspendieron las clases este viernes en todos los niveles . Incluso escuelas privadas se sumaron al paro.

A través de la Dirección de Educación de la Municipalidad de Necochea y la Secretaría de Desarrollo Humano, el Departamento Ejecutivo expresó su repudio hacia los hechos de violencia sucedidos el último miércoles 15 en perjuicio de una docente de la Escuela Secundaria Nº 7.

«La comuna se solidariza con la persona afectada por las agresiones sufridas y hace un llamado a la reflexión a la comunidad y a quienes pusieron en peligro la integridad física de la docente, repudiando este y cualquier otro hecho de violencia que se suscite en la sociedad y más aún, en un ámbito educativo”.-