La Dirección General de Bosques y Fauna, perteneciente al Ministerio de Producción, Recursos Naturales, Forestación, Tierras y Medio Ambiente de Santiago del Estero, adoptó una medida contundente en busca de resguardar la vida acuática en la provincia.

A través de la Resolución 2023-09637686-GDESDE-DB#MPR, se prohibió la pesca y extracción de todas las especies ictícolas, como el Dorado, Bagre, Sábalo, Tararira y Boga, en ríos y lagos de todo el territorio provincial.

Esta medida estará vigente desde el 1 de diciembre de 2023 hasta el 28 de febrero de 2024, con la posibilidad de extenderse según las condiciones reproductivas y climáticas.

La decisión se fundamenta en el bajo caudal registrado en los ecosistemas fluviales debido a las condiciones meteorológicas actuales, lo que afecta directamente el hábitat de las especies. La escasez de un entorno propicio para el desove provoó una sobreexplotación de los recursos ictícolas, ya que los pescadores furtivos aprovechan el bajo caudal para utilizar métodos prohíbidos de pesca, como redes, yoyo, canastas y tramayos. Además, no se respeta el cupo ni los tamaños establecidos en la normativa vigente.

Esta medida busca preservar y mantener una población estable de peces en los ríos y lagos de la provincia, asegurando la conservación de estas especies y su hábitat natural.

La Dirección General de Bosques y Fauna hace un llamado a la responsabilidad y al cumplimiento de las regulaciones establecidas, con el fin de garantizar la preservación de los recursos acuáticos.
Fuente Panorama