La comunidad de Quimilí se mantenía en vilo ayer, al conocerse la noticia de que la niña, de apellido Altamiranda, tuvo que ser internada de urgencia en el Hospital de Niños de la vecina provincia. De acuerdo con lo manifestado por fuentes policiales, Altamiranda se trasladó hasta la ciudad de Villa Carlos Paz en un viaje con sus compañeros de colegio y ayer habrían salido de excursión hacia el Cerro de la Cruz.

Según deslizaron las fuentes, todo transcurría normalmente, pero cuando comenzaron a descender del cerro la niña se habría descompensado y cayó, golpeando su cabeza a la altura de la frente, con las piedras que hacían la suerte de escalones.

La pequeña sufrió una herida a nivel de la sien. Los padres y docentes que habrían acompañado a los niños la asistieron de inmediato y por ello al advertir que posteriormente seguía sintiendo malestares, decidieron trasladarla al Hospital Gumersindo Sayago.

 

Fue en ese centro de salud donde el director, Juan Grass, explicó que la niña «sufrió una contusión cerebral, que no tiene un tratamiento quirúrgico, y en este momento está intubada en coma farmacológico inducido, esperando su evolución».

El hecho fue informado a los padres, quienes se trasladaron de inmediato a la vecina provincia y al cierre seguían de cerca la situación de su hija. Los médicos les habrían señalado que la indujeron al coma para evitar que sufriera dolores y porque había evidenciado nerviosismo y angustia al verse en la sala del centro de salud. Aguardaban por su evolución 24 horas más.