La Justicia de Las Termas de Rio Hondo rechazó los planteos de la defensa del padre de las niñas «dealers» y Iibró una nueva orden de detención en su contra. El hombre permanece prófugo (según consignó el diario El Liberal el acusado es de apellido Díaz) desde la noche del domingo, cuando las menores sufrieron el accidente y descubrieron que tenían envoltorios de cocaína y una abultada suma de dinero en su poder.

El Centro Judicial de la ciudad termal fue escenario ayer de una audiencia presidida por el juez de Control y Garantías, Dr. Silvio Sálice. Ante el magistrado, el abogado defensor del sospechoso, el dr. José López, solicito que se haga lugar a un habeas corpus presentado y una eximición de prisión a favor de su cliente.

Cabe señalar que horas después del accidente ocurrido el domingo a las 21, el fiscal del caso, Dr. Carlos Vega, había ordenado la aprehensión del acusado, oriundo del paraje San Pablo, Rio Hondo.

Sin embargo, los policías no habrían podido retenerlo en el CIS Termas, donde asistían a sus hijas, y nunca más pudieron conocer el paradero del sospechoso. Al día siguiente, Vega requirió la orden de allanamiento y detención, pero López neutralizó la medida con su habeas corpus. El fiscal a cargo del caso, se opuso ayer en la audiencia los argumentos vertidos por el abogado defensor, insistiendo en la cantidad de elementos y peligros procesales que implica que el padre de las menores continue libre.

El dr. Sálice, luego de escuchar a las partes, resolvió rechazar la eximición de prisión a favor del sospechoso y libró una nueva orden de detención en su contra, por lo que se prevé que podría ser capturado en las próximas horas.

El caso

El domingo un automovilista colisionó con una motocicleta Yamaha YBR roja en Avda. Buenos Aires y Antonino Taboada. El rodado menor era conducido por una menor de 13 años, acompañada por su hermana de 11. Cuando las quisieron examinar en el CIS de Las Termas, la mayor se negaba a quitarse el pantalón y soltar una bolsa de nailon. En presencia de la madre y un testigo, la policía requisó las pertenencias. Hallaron 14 envoltorios de cocaína (6,7 gramos) y $151.000 en efectivo. Las menores ya recibieron el alta y regresaron a casa con su madre. El fiscal Vega solicitó la intervención de la Dinaf y Subnaf, a fin de evaluar la situación de las menores y si están o no en riesgo.