En diálogo con EL LIBERAL, la doctora María José Ceres manifestó que su representado, comerciante, de 64 años, «fue detenido en abril del 2023 en su vivienda de Las Termas y mientras se encontraba con su actual pareja».

En contexto, una joven tucumana lo denunció el 13 de abril 2020 a través de la línea 145 del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata de Personas.

Según la denunciante, conoció al «Mudo» en el 2018. Ahondó que mantuvo una relación, de noviazgo con el sujeto estimado en un año y medio. En ese tiempo -señaló- habría sido drogada y entregada a numerosos hombres por dinero, tanto en su casa como en hoteles termeños.

Subrayó la presunta damnificada que todo terminó cuando logró materializar la denuncia y literalmente desaparecer de Santiago.

«Lo que puedo precisarle es que una persona con quien ya no tenía vínculo mi cliente, hizo la denuncia y no la actual pareja que es quien se encontraba cuando fue allanada la vivienda en abril pasado…», indicó la letrada, en alusión al inmueble del acusado.

«La denuncia es de marzo de 2020. La formalizó una persona ante Protección a las Víctimas y hasta allí tuvo una relación sentimental con Ceres («Mudo»). Sobre esa denuncia se descarga toda la investigación», acotó.

«De manera voluntaria mi representado accedió al allanamiento, requisa del domicilio, ocasión en que fueron secuestrados dos celulares, una computadora y otros elementos», manifestó.

Desde entonces, la batalla se libra en el fuero Federal. Desde abril, el «Mudo» permanece detenido en el Centro Único de Detenidos y habría otras tres personas detenidas por la misma causa, de apellidos Lazarte, Elías y Argañarás.

En cuando al «Mudo», «… aún no hay ninguna resolución de la Justicia Federal. Hemos solicitado la falta de mérito y excarcelación; nos fue rechazada; apelamos y la última palabra la tendrá ahora la Cámara Federal de la provincia de Tucumán», enfatizó Ceres.