La niña concurrió junto a sus padres, los tres oriundos de Tucumán. con el propósito de pasar un día de descanso junto a otras personas de la vecina provincia. La algarabía y felicidad se transformaron en desesperación y tristeza cuando se desencadenó la tragedia minutos después de las 14 horas de ayer.

Una persona, que también se encontraba de paseo, se percató de que una niña se encontraba sumergida en el fondo de una pileta. Inmediatamente, ingresó al agua, la rescató y una vez afuera otro hombre de los presentes intentó reanimarla realizándole los primeros auxilios, con resultados negativos, destacaron fuentes policiales consultadas.

En medio del caos por la lamentable situación que se presenciaba, varias personas procedieron a llamar a los servicios de urgencia, pero por la premura del caso decidieron no esperar y trasladar a la pequeña al Centro Integral de Salud local en una motocicleta. Fuentes sanitarias agregaron que, tras la emergencia declarada, se procedió a realizar todo lo que estaba al alcance de los médicos, tareas de reanimación a la víctima que había ingresado a la guardia ya sin signos vitales.

Tras varios minutos de trabajo de reanimación, lamentablemente no pudieron revertir la situación, y se declaró el fallecimiento de la pequeña. Tras la intervención policial se identificó a la víctima fatal como Débora Mansilla, de 4 años de edad, domiciliada en la localidad de La Florida, provincia de Tucumán. Allí también fueron identificados sus progenitores como Yanina Juárez (27) y Dario Mansilla (31), con idéntico domicilio.

En la guardia y en las afueras del centro de salud local se vivieron escenas de profundo dolor y conmoción, tanto por parte de los familiares de la niña como también de personas que, al presenciar la situación ocurrida en el camping, se llegaron hasta el lugar. En la investigación del hecho tomó intervención la fiscal de turno Analía Nóblega Rayó, quien dispuso que se redacte la información sumaria y se realice una autopsia al cuerpo de la menor.»

OTRO TRÁGICO ANTECEDENTE EN EL MISMO LUGAR

El fallecimiento de la niña Débora Mansilla es el segundo caso que se registra en el mismo parque acuático.

El anterior evento trágico se registró una siesta del 9 de noviembre del año 2013 cuando la fatalidad enlutó a una familia del Sector «A» de Villa Balnearia.

En aquella ocasión, la víctima fue un niño identificado como Cristóbal Alejandro Ramírez, también de 4 años de edad que se encontraba junto a una hermanita y su madre.

Esa vez no había guardavidas, lo que generó una fuerte polémica en la ciudad termal. Au no se logró confirmar si en el caso de la niña Mansilla había alguna persona al cuidado de la seguridad de los bañistas.
Fuente El Liberal