La noticia de la detención de tres santiagueños en el marco de una investigación de alcance internacional por la presunta tenencia y distribución de pornografía infantil, conmocionó a la provincia. Uno de los dos hombres detenidos es Eduardo González Navarro, presidente de Adatise, y la entidad emitió un comunicado. La Fiscalía habría encontrado elementos valiosos en los allanamientos y habría un testimonio comprometedor.

La Unidad Fiscal de la ciudad Capital encabeza la investigación contra los dos hombres y la mujer que fueron detenidos en la madrugada del lunes, en el marco de una operación internacional que comprendió 61 allanamientos en la Argentina y otros 89 en el resto del mundo.

Todas las actuaciones se dieron en el marco de un trabajo conjunto de las áreas judiciales de la Argentina, Estados Unidos y varios países, la cual se denominó «Aliados por la Infancia», que tiene como objetivo desbaratar redes de transmisión y producción de material de abuso sexual infantil que operan a nivel mundial.

Expertos que trabajan en esta organización detectaron desde Estados Unidos una red que habría operado a través de una aplicación, por la cual había usuarios que consumían material de pornografía infantil, lo distribuían y hasta a algunos se los acusa de producirla. Los especialistas individualizaron las direcciones IP, una especie de código único para cada computadora desde la cual se accede a internet, lo que permite conocer la ubicación geográfica de dicho acceso a cualquier sitio de la web.

De esa manera, la Fiscalía solicitó órdenes de allanamiento y detención para tres personas, González Navarro en su domicilio de calle Mitre al 100, una mujer de apellido González (Belgrano N al 300 y un hombre que sería de apellido Acuña del barrio Mosconi. En forma simultánea, la Policía con la participación de la fiscal Érika Leguizamón, irrumpió en las tres viviendas el lunes alrededor de las 6, con la colaboración de expertos informáticos.

Pese al hermetismo con el que se maneja la compleja investigación, las fuentes policiales y judiciales deslizaron que en el inmueble de calle Mitre, fueron atendidos por la mujer de apellido González, mientras que el dueño de casa, González Navarro dormía en una de las habitaciones.

En el domicilio, los policías habrían secuestrado un módem de gran tamaño (similar a un TV de 21″), empotrado en una de las paredes, el cual sería receptor de un gran caudal de internet. Además, secuestraron la computadora de González Navarro, el cual habría intentado «despegar» a la mujer, lo que no surtió efecto. También secuestraron su celular y otros dispositivos electrónicos y de almacenamiento de archivos informáticos. Un dato que estremece, es que la Fiscalía contaría con un valioso testimonio que señalaría que un hombre solía concurrir por las noches al inmueble, acompañado por un menor, y aunque se desconoce si se trataría siempre del mismo menor o de diferentes niños, este aporte es considerado vital en la causa.

Adatise, emitió un comunicado tras la detención de Eduardo González Navarro. La Comisión Directiva de la institución resolvió:

«1- Emitir el presente comunicado alejando a la entidad de toda responsabilidad en la concreción de él o los delitos que pudieran llegar a ser comprobados, por cuanto los mismos no fueron cometidos en el seno de esta institución.

2- Suspender transitoriamente en sus funciones al presidente (González Navarro); quien será reemplazado por el vicepresidente, José Camilo Giménez, hasta tanto la Justicia se expida en el caso.

3- Repudiar enérgicamente la concreción de acciones como las denunciadas y renovar el compromiso de trabajar en el bien del arte (…)».

González Navarro sería indagado hoy y su abogado, Dr. Guillermo Ruiz Alvelda, deslizó que su cliente estaría dispuesto a declarar y que éste aseguraría que desconoce por qué fue involucrado en esta causa.