Tras la denuncia de un abogado de Tucumán en la Justicia Federal santiagueña por la contaminación con materia fecal del río Salí, que desemboca en el embalse Río Hondo, el infectólogo Hugo Pizzi advirtió que la situación es más preocupante, ya que hay otros elementos contaminantes.

«Nosotros siempre estuvimos preocupados por la contaminación, fue una sorpresa que me cite la Justicia Federal», expresó el médico. Contó que recorrió la salida del río Salí para juntar el material para ser investigado y afirmó que «no solo hay materia fecal, hay gases de otros elementos y químicos».

«Los olores y colores nos decían que evidentemente era una gran contaminación», indicó.

«Son bacterias sumamente peligrosas, la contaminación es tremenda», agregó en señal de alarma.

El también epidemiólogo sentenció que «nadie puede negar que nosotros hace más de 30 años estamos con el tema del cuidado del ambiente. Hay que tomar medidas, pero no únicamente para nosotros, tenemos que pensar en el futuro, en las generaciones que vienen. Es un recurso que no es renovable, es agua potable. Hay muchas cosas que la gente tiene que tomar conciencia. Es un infierno lo que hemos hecho con la naturaleza».

Fuente El Liberal