El pequeño de dos años y seis meses que sufrió graves quemaduras en su cuerpo cuando su madre prendió fuego el automóvil de su expareja, fue dado de alta ayer en el Centro Provincial de Salud Infantil, donde estuvo internado más de 25 días.

Mientras la Fiscalía continúa con la investigación, el pequeño que ingresó al Cepsi el pasado sábado 13 de enero con quemaduras de primer y segundo grado en su cuerpo, finalmente regresó a su casa en La Banda.

Luego de estar internado en coma y con respirador artificial el pequeño logró sobreponerse a las gravísimas heridas que sufrió en su cabeza, miembros inferiores y superiores.

Ahora deberá realizar un minucioso tratamiento ambulatorio y con controles periódicos. El pequeño niño se retiró del nosocomio infantil junto a sus familiares en la mañana de ayer, según revelaron fuentes consultadas.

En paralelo, el fiscal a cargo de la causa Dr. Hugo Herrera continúa investigando el hecho para determinar cómo fue que el niño terminó envuelto en llamas, cuando se encontraba junto a madre en el Bº Salido de La Banda.

Como se recordará el trágico hecho se registró en horas de la siesta, cuando la mujer acusada se presentó en la casa de su ex pareja, padre del menor. Ella conducía una motocicleta y cargaba también un bidón con combustible, aparentemente nafta.

La mujer también llevaba a su pequeño hijo. En un determinado momento, en su afán por prenderle fuego el vehículo de su ex pareja, la ahora imputada por el delito de lesiones graves agravadas por el vínculo, generó las llamas que alcanzaron al menor, según las primeras averiguaciones.

El niño sufrió quemaduras de primer y segundo grado e ingresó a terapia Intensiva del Cepsi con las vías aéreas comprometidas y con más de 80% del cuerpo quemado.

En el marco de esa investigación, días atrás la mujer –de 26 años, del barrio 25 de Mayo– fue dada de alta, por lo que antes de ser trasladada a la Alcaidía de Mujeres del B° El Rincón, fue trasladada al Centro Judicial bandeño.

Allí, fue interrogada por el Dr. Herrera quien delante de su representante legal le hizo conocer los delitos que se le endilgan y las evidencias que existen en su contra, tales como las declaraciones de los vecinos que la vieron llegar al lugar con el menor y con el combustible.

Más tarde, y amparada en su derecho constitucional, la mujer decidió hacer silencio y abstenerse de declarar. Antes del mediodía fue trasladada a su lugar de detención donde continuará tras las rejas hasta tanto la investigación avance.

En los próximos días la Justicia solicitará, a través de una audiencia, la detención por 15 días de la mujer hasta tanto la investigación avance.

Como se recordará, el Dr. Herrera, fiscal a cargo de la causa, se hizo presente en el lugar donde ocurrió el trágico hecho y supervisó todos los trabajos realizados por los peritos de la División Criminalística.

Allí, los expertos secuestraron el bidón con restos de combustible, que aparentemente sería nafta y el vehículo del Ríos —padre del menor, expareja de la mujer detenida— que fue incautado para ser peritado.

La Fiscalía aguarda el resultado de tales pericias para determinar si el fuego comenzó desde afuera hacia dentro, como sospechan. En ese momento el representante del MPF valoró todos los indicios que sostiene que la mujer —de forma intencionada o no— generó el fuego que causó graves heridas al menor.

Además, tras el hecho, los uniformados tomaron declaración testimonial a los vecinos que vieron a la joven llegar al lugar con el niño y transportando el combustible.

Fuente El Liberal