El acusador mostró comunicaciones entre José López y el hijo de la vicepresidenta; él, según el alegato, “no tenía ningún cargo” y decidía sobre las licitaciones

En el tercer día de su alegato del caso Vialidad, el fiscal Diego Luciani mostró nuevos mensajes del teléfono del exsecretario de Obras Púbicas José López y apuntó contra el hijo de la vicepresidenta, Máximo Kirchner, que -afirmó- “no tenía ningún cargo” y, sin embargo, intervenía en la toma de decisiones y era consultado sobre qué obras públicas iban a realizarse.

“Está comprobada la participación de Máximo Kirchner”, dijo Luciani cuando cerraba la semana del juicio que tiene como principal acusada a Cristina Kirchner, señalada como jefa de una asociación ilícita destinada a hacerse de fondos públicos.

Entre las pruebas que esgrimió este viernes Luciani, mostró llamadas del hijo de la vicepresidenta a López. “Digitaban cada paso de la licitación pública en Santa Cruz”, afirmó el fiscal.