La desaparición y búsqueda de Luis Arnaldo Villalba (32) quien fue visto por última vez con vida en la madrugada del 4 de agosto, tuvo el peor de los finales al encontrarse su cadáver este viernes alrededor de las 11 de la mañana, según anticipan medios provinciales.

Tras la denuncia de desaparición de Villalba se realizaron diferentes procedimientos, entre ellos el allanamiento de un domicilio en el barrio Herrera El Alto, en Termas de Río Hondo, donde se secuestró el celular del desaparecido que estaba en poder de un sujeto conocido como “El Tucumano”. Dicho sujeto actualmente sigue en calidad de detenido.

La causa seguía sin novedades hasta que un vecino, de la localidad de El Churqui, halló los restos colgados de un árbol, en una zona distante al cauce del río Dulce de unos 400 metros metros.

Personal de la Comisaría 57 llegó al lugar tras recibir el aviso de quien halló los restos.

Al comprobar que el cuerpo estaba pendiendo de una soga atada a un árbol, los uniformados procedieron preservar la escena hasta la llegada del personal de la División Criminalística.

Operativo

Al lugar también arribaron autoridades de la Policía de la Provincia, médico forense, División Criminalística y División Homicidios de esta Capital, entre otros además del Fiscal Coordinador Ignacio Guzmán y el Fiscal Emanuel Sabater.

En el lugar también se congregaron familiares de Villalba, procediendo a identificar los restos Leonardo Sánchez. El cuerpo llevaba colocado un gorro de lana y un chaleco, prendas que coincidirían con las que usaba Villalba al momento de desaparecer.

Luego de proceder a bajar el cuerpo, se lo acondicionó para su trasladado a la Morgue Judicial de esta Capital, donde durante la jornada del viernes se le realizará la correspondiente autopsia a los fines de determinar fecha aproximada del deceso y si existiesen causas visibles de la muerte.

Fuente Panorama