El tratamiento de la emergencia en obras públicas en la provincia de Tucumán reavivó la polémica sobre la autopista a Termas de Río Hondo. Durante el debate legislativo, tanto el oficialismo como la oposición se cruzaron acusaciones sobre la gestión de la obra pública.

Los legisladores opositores criticaron la gestión del Gobierno Provincial, especialmente el proyecto sobre la Ruta Nacional 9. El legislador Tulio Caponio del bloque Justicialista afirmó que el proyecto de la autopista está mal hecho y que la traza actual no es viable. «Es un proyecto que está hecho a medida de algunos empresarios y que no tiene en cuenta las necesidades de la provincia», señaló Caponio.

La oposición reaccionó a las declaraciones de Caponio, cuestionando la falta de advertencia sobre la traza del proyecto y las expropiaciones realizadas. «El Gobierno sabía que la traza actual era inviable, pero siguió adelante con el proyecto y ahora quiere que la paguemos todos los tucumanos», dijo la legisladora Silvia Elías de Pérez del bloque radical.

Vialidad Nacional niega fallas en el proyecto y asegura que no hay problemas de diseño. Sin embargo, los trabajos están neutralizados hasta que el Ejecutivo nacional determine el futuro de la obra. La incertidumbre sobre el futuro de la obra se ha incrementado debido a la suspensión de obras que se financian con fondos nacionales, causada por la distorsión de precios debido a la inflación.

La autopista Tucumán-Termas: Un proyecto plagado de controversias

El proyecto de la autopista Tucumán-Termas de Río Hondo se firmó en 2017 y se dividió en tres tramos. El primer tramo, de 16 kilómetros, se encuentra entre Termas de Río Hondo y Río Seco. El segundo tramo, de 24 kilómetros, se extiende desde Río Seco hasta Famaillá. El tercer tramo, de 3 kilómetros, conecta Famaillá con San Miguel de Tucumán.

El primer tramo de la autopista se inauguró en 2021, mientras que el segundo tramo se encuentra en ejecución con un avance del 60%. El tercer tramo, que es el que genera mayor controversia, aún no ha comenzado a ejecutarse.

Las controversias técnicas y políticas que ha enfrentado el proyecto de la autopista Tucumán-Termas de Río Hondo son numerosas. Entre ellas, se destacan las críticas al diseño de la traza, el impacto ambiental del proyecto, el elevado costo de la obra y la falta de transparencia en el proceso licitatorio.

El futuro de la autopista a Termas de Río Hondo es incierto. La suspensión de obras financiadas con fondos nacionales y las controversias que rodean al proyecto hacen que sea difícil predecir cuándo se finalizará la obra.