Motoviajeeros y fanáticos de Moto GP ya recorren las calles céntricas de la ciudad. El movimiento y el estruendo de los poderosos motores se hizo de rogar pero finalmente en la noche del jueves dijeron presente en la noche termeña.

Como sucede cada vez que la convocatoria mundialista los trae a Las Termas, la pasión por las dos ruedas se hace ver en cada esquina

Son miles de historias que se cruzan siempre con un común denominador: compartir el fanatismo por el motociclismo.

Matías Ayaza es de Córdoba y llega a Termas desde el ño pasado a nuestra ciudad, Fanático de Marc Márquez no se decepcionar a pesar que el español no podrá correr en Termas esté año. «El que le guste los fierros tiene que venir si o si», dice.

Una familia de Ramos Mejía expone su pasión por las motos y viajan hace 2 días y medio para llegar a Termas.

«Viajamos tranquilos a 80 o 90 kms por hora».

Maye es una motoviajera de Colombia y recorre Sudamérica.

«Viajar es salir de la zona de confort», dice y valora el espíritu colaborativo de la «hermandad motera»

«Mi gran sueño fue llegar a Moto GP», dice con la alegría de haber llegado a conocerlo.

Las historias de sus viajes y travesías las comparte en redes sociales. En Facebook e Instagram es encontrada como Maye Motoviajera Colombiana.