La Justicia de Las Termas de Río Hondo deberá resolver la situación procesal de Santiago Adolfo Manya, el joven de 18 años que fue detenido en la madrugada del 6 de marzo después de que su novia, Yohana Rodríguez, quedara envuelta en llamas en el domicilio que ambos compartían. La joven murió tres semanas después y la Fiscalía le imputó «femicidio».

El horizonte asoma oscuro para Manya. Resultaría complejo para la Policía y el fiscal Rafael Zanni, poder determinar cómo sucedieron los hechos esa fatídica madrugada y en consecuencia el representante del Ministerio Público solicitaría este lunes la prisión preventiva para el sospechoso.

En cambio, la defensa del joven bregaría por la excarcelación, entendiendo que no existen riesgos procesales para que su cliente continúe privado de la libertad. La decisión final la tendrá un juez de Control y Garantías de la ciudad termal.

Yohana y Manya regresaron de un local bailable en la madrugada del lunes 6 de marzo. Qué sucedió dentro de la casa de ambos en la localidad de El Charco, Jiménez, es todavía difícil de reconstruir. Lo cierto es que la joven de 27 años quedó envuelta en llamas y pese a luchar por su vida durante 22 días, murió mientras era asistida en el Hospital Regional.

Fuente El Liberal