La Justicia de Las Termas dictó prisión preventiva para el excomisionado de Vinará, Claudio Antonio Alderete, por «lesiones graves» en perjuicio de su expareja, Patricia Décima, e hizo lugar a un Hábeas Corpus Correctivo y ordenado su internación en un centro privado de salud.

Así lo resolvió el juez de Control y Garantías, Diego Vittar (foto), al resolver detalles de un escándalo protagonizado por Alderete el 4 de diciembre del 2023. Según la causa, Alderete pidió a su hijo que se retire de la casa. Y entonces inició una áspera discusión con Décima, a quien arrojó una botella de plástico y luego un termo. El segundo aparato dio de lleno en la cabeza de la mujer. Por el contrario, él manifestó que las agresiones fueron mutuas y que terminó fracturado en una mano.

Según la mujer, el golpe la precipitó al piso. El exfuncionario se lanzó sobre ella y le asestó varias trompadas en el rostro y la cabeza. También, prendió fuego la casa de la damnificada, que fue extinguido rápidamente por los vecinos.

Cuando arribaron los policías, Alderete se encontraba muy nervioso y armado con un cuchillo, atrincherado en su camioneta Toyota Hilux. Los uniformados intentaron apaciguarlo. Alderete les entregó las llaves del vehículo y guardó el cuchillo en la guantera.

Pero la historia lejos estaba de su final. Con una copia de llaves, el exfuncionario encendió la 4 x 4, puso reversa y se escapó. Sobrevino una alocada persecución que terminó a la 0.30 del martes en Isca Yacu.

El proceso que comandan los fiscales, Analía Nóblega Rayó e Ignacio Guzmán amplía que no fue el primer incidente de Alderete, sino uno entre otros. Por ello, a los 15 días de detención le fue dictada la prórroga.

Es más, el querellante, Francisco Palacios, abogó por el cambio de calificativa, de «amenazas y lesiones graves calificadas por el vínculo en concurso real», a «homicidio en grado de tentativa», es decir femicidio. Con la oposición de la Fiscalía, el magistrado refrendó la preventiva por «lesiones graves» e hizo lugar a un Hábeas Corpus correctivo de la defensa, a cargo de Ana Silvia Gerez y Roberto Giordano, y ordenado la internación de Alderete en un centro privado de salud.

Ahora, la defensa delinea las bases de la apelación, resuelta en que la Cámara de Apelaciones revoque la preventiva, a lo sumo dentro de 4 o 5 meses.