Ha creado un estado de consternación generalizado en toda la comunidad de Termas de Río Hondo el lamentable episodio ocurrido en un camping a pocos kilómetros de la ciudad donde una nena de 11 años perdiera la vida tras caer de una tirolesa.

El debate ha calado fuerte en toda la comunidad termeña y obliga a poner la mirada en una serie de interrogantes que deben tener respuestas más que inmediatas y que están relacionadas a la seguridad en los complejos y en los organismos encargados de controlarlas.

En las últimas horas habló en la señal de noticias TN, Priscilla Lazarte., hermana de Guadalupe, la niña fallecida.

«De lo que sucedió precisamente sabemos poco. Lo único que tenemos certeza, es que hoy mi hermana no está con nosotros. Queremos saber con mayor claridad, qué es lo que pasó, que es lo que falló», pidió.

Priscilla exigió investigar sobre quiénes son los responsables de» permitir que niños menores de edad se suban a un juego de 8 metros de altura, que en otras provincias son considerados de alto riesgo».

MÁS CONTROLES
«Lo que yo quiero es que las autoridades competentes encargadas de controlar, que es todos estos lugares, balnearios, camping, complejos realmente estén en condiciones óptimas para que no solo los niños de las instituciones que concurren a recrearse, sino el público en general», sostuvo.

«Esta es una ciudad turística es una ciudad a la que concurren mucha gente, numerosas familias y niños. Le podría haber pasado a cualquiera».

Yo les pido, por favor, a las autoridades municipales, al Concejo, a los organismos competentes que le corresponda, que realicen el control correspondiente que todos estos lugares realmente cuenten, con las instalaciones óptimas, que esto no vuelva a pasar que no se cobre la vida de otro niño y que no se lleve el sufrimiento de familias enteras».