Apuntan a los beneficiarios de los programas Potenciar Trabajo e Inserción Laboral. El Gobierno oficializó la iniciativa para que los planes sociales puedan transformarse en empleo formal y genuino para un millón de personas.

El decreto establece que los ministerios de Trabajo y Desarrollo Social tienen que convertir las prestaciones de los beneficiarios en incentivos de contratación en trabajo registrado asalariado privado. De esta manera, los beneficiarios que reciban los programas de ayuda social Potenciar Trabajo e Inserción Laboral van a recibir la capacitación que les permitirá acceder a un empleo en relación de trabajo formal.

En una primera etapa convivirán el sistema de prestación monetaria de los programas oficiales con el salario, o cubrir parte del costo del empleador durante el período que se defina. Para que se cumpla esa conversión se requerirán modificaciones en el Programa de Inclusión Socio-Productiva y Desarrollo local «Potenciar Trabajo» y del Programa de Inserción Laboral creado por el Ministerio de Trabajo.

El Gobierno propone que estos planes sociales se transformen en mecanismos que incentiven la incorporación de trabajadores al empleo asalariado registrado. En el caso de que el período de cotizaciones al Sistema de Seguridad Social se encuentre entre los 8 y los 12 meses dentro de los 2 años anteriores al cese del contrato laboral, los trabajadores podrán optar entre la posibilidad de reingresar al programa de origen o acceder a la prestación por desempleo.